Al gigante de las redes sociales no se le escapa ni una. Ahora Facebook acaba de lanzar recientemente Lifestage, una nueva app para adolescentes menores de 21 años.

Si os fijáis a primera vista, es muy similar a la app más conocida de este tipo en el mercado. Nos referimos a Snapchat. Como su dueño Even Spiegel rechazó la oferta de Mark Zuckerbeg por 3.000 millones de dólares, ahora la plataforma del like lanza su propio producto destinado a llegar a las generaciones de “teens” que ya están atrapadas por Snapchat.

Su dinámica es muy similar a la que ya se conoce en Snapchat. Compartir vídeos efímeros, que se esfuman en breve espacio de tiempo, y que están basados en el estado de ánimo del momento de cada usuario. Subirán instantes, acompañados o no con stickers, de sus vivencias, especialmente basados en sus preferencias, alegrías, o disgustos.

Todos los mensajes son públicos y no hay opciones para restringir su visualización. Según su creador, la idea es unir a los miembros de un mismo colegio o instituto.

Exclusivo para menores de 21 años

Tiene algunas restricciones, como la edad. Te preguntará tu año de nacimiento, y si te pasas de los 21 años, no te dejará utilizarla. Si tienes 22 años, sólo te permitirá registrarte pero no interactuar con el resto de usuarios. De ahí la preocupación en la práctica que se están empezando a preguntar algunos expertos ¿se pueden controlar todos los perfiles o habrá más cantidad de perfiles falsos?

Acto seguido tendrás que identificarte con el colegio o instituto al que perteneces. Cuantos más miembros unidos existan, más funcionalidades otorgará la propia aplicación.

No hay fotos, sólo vídeo

Lifestage es reflejo de la obsesión por la propia plataforma Facebook de llegar hasta las últimas consecuencias con el vídeo y el movimiento. Se pretende que de aquí a los próximos años la mayor parte del contenido sea a través de vídeo.

De hecho, los únicos vídeos fijos que permanecerán en el perfil de cada usuario serán los de presentación. Uno con algo que le guste, y otro con algo que deteste.

El sistema va lanzando preguntas y las contestaciones serán mediante la publicación de vídeos. Cuantos más se suban, más interactivo permanecerá el perfil.

Sólo funciona por Likes

No se puede hablar entre usuarios. Quienes quieran hacerlo, será a través de Instagram, o por un enlace a Snapchat, que se ha incluido como guiño a la competencia.

De momento Lifestage es para iOS y está vigente en Estados Unidos. Va poco a poco, pero teniendo en cuenta la filosofía de los adolescentes, que funcionan más por el número de likes que adquieren, antes que por el diálogo, todo tiene su explicación.