Cómo será el content marketing de aquí a 5 años según los expertos.

Sin aportar datos tecnológicos muy concretos y desde el punto de vista práctico, se analiza por los expertos cuáles son los cambios más significativos en el marketing de contenidos a corto y medio plazo.

Personalizar

  • Pensar en una web one to one. Al igual que con el e-mail, a través del envío cada vez más personalizado de mensajes, esta idea se debe extrapolar al resto de la web y blog. Tengamos en cuenta a cada uno de los usuarios, cómo han llegado hasta el sitio, lo que han buscado hasta llegar a nosotros, la frecuencia con que nos visitan, y cómo navegaron e hicieron clic de un sitio a otro de la página.
  • Una experiencia de usuario perfecta. La mayor transformación radicará en el grado de satisfacción y experiencia del usuario según el tipo de dispositivo, ubicación, formato etc.
  • Una audiencia muy segmentada. En marketing online y a la hora de trazar estrategias en content marketing ya se piensa de forma continua en segmentar la audiencia. Conseguir el tono perfecto adaptado a cada canal para cada tipo de público será lo habitual.

Implementar y preparar una estructura pensando en IA

  • Hacia 2022 habrá que estar muy preparado. El objetivo de alcanzar el ‘one to one’ y personalizar y humanizar cada vez con mayor grado el trato con los usuarios y clientes, se consigue a través de Inteligencia Artificial, que se apoyará de creativos y creadores de contenido con talento, que sean capaces de estructurar diálogos y generar el verdadero engagement con el público.
  • Bye bye al marketing de siempre. El marketing de toda la vida irá quedando atrás, y la línea que marca la separación entre ventas y marketing desaparecerá.
  • Pensar constantemente en ventas y conversiones. El verdadero content marketing se traducirá en ‘contenido para vender’. Si nuestro contenido no consigue generar más ventas y conversiones, no servirá de nada.
  • Dirigirse a cada punto donde se encuentra la posibilidad de venta.
  • Cada empleado será también vendedor de la propia marca.
  • Los equipos de generación de contenido crecerán.
  • Detectar posibles fallos. Contaremos con una generación de marketers que no sabrán dar respuesta a todas las necesidades de los usuarios, y esto hay que solucionarlo.