Cuanto más hablamos de nuestra marca, más cansamos a nuestros lectores. Debemos marcar previamente los objetivos que queremos alcanzar con nuestras estrategias de marketing de contenidos.

El 79 % de los expertos en marketing afirma que las organizaciones están migrando hacia el  branded content (según un estudio NewsCred). Por eso,  si queremos sobresalir por encima de nuestra competencia, tendremos que ser originales y diferenciarnos de la manera más creativa, involucrando nuestra marca en la vida del consumidor, naturalmente. Así, a continuación, os mostramos algunas ideas que harán triunfar nuestras acciones de marketing de contenidos:

1.º Ofrecer algo valioso: el primer punto que tendremos que tener en cuenta es si lo que compartimos aporta un valor añadido a nuestro público. Es decir, si esperan con anhelo nuestros artículos y si, cuando tardamos, nos echan de menos. También puede suceder todo lo contrario: que nos lean sin más. De ser así, nos abandonarán a la mínima de cambio.

2.º Evitar hablar de nuestro producto reiteradamente: cuanto más hablamos de nuestra marca, más cansamos a nuestros lectores. Es decir, si son conscientes de que lo único que buscamos es venderles nuestro producto, reflejaremos una imagen negativa. Por tanto, debemos intentar mencionar nuestros productos o servicios en el menor número de posts y, de hacerlo, siempre que sea totalmente necesario o que venga al caso con el tema.

3.º No aprovecharnos de las últimas noticias para hacernos oír: debemos evitar ser los primeros en llorar las muertes, en disfrutar de las alegrías de los demás o en introducir hashtags que nada tienen que ver con nuestra marca con el único fin de aumentar nuestra visibilidad. Si, por lo contrario, decidimos hacerlo, tendremos que ser conocedores de todos los aspectos y decir siempre la verdad. Ya que, de otro modo, podremos meternos en un jardín del que no saldremos muy bien parados.

4.º Especializarnos en uno o pocos canales: a veces, cuando queremos abarcar muchas plataformas sociales, dejamos descuidadas varias de ellas, y, normalmente, les toca pagar los platos rotos a las más antiguas. Tener presencia en una red social y no actualizarla, solo transmitirá una imagen negativa sobre nuestro trabajo. Por ello recomendamos no tener demasiados medios activos y especializarnos en un solo canal (o unos pocos) para crear y planificar buenas estrategias de contenidos.

5.º Planificar objetivos: debemos empezar nuestras estrategias de contenidos con nuestras metas o finalidades en mente. De esta manera seremos conscientes sobre qué buscamos realmente con cada acción y, así,  podremos conseguirla más fácilmente.