Cuando planificamos y gestionamos una estrategia de Inbound Marketing reducimos costes, nos dirigimos directamente a nuestro público objetivo, podemos aumentar el tráfico web y mejorar el SEO, así como generar una comunidad en torno a la marca.

En los últimos años, hemos visto como las tendencias en el marketing online daban un giro de 180 grados. El centro de cada acción dejaba de ser el producto, para convertirse en el consumidor y los especialistas en marketing nos alejamos de la interrupción.

Nos olvidamos de gritar a los cuatro vientos lo buenos que somos y de interrumpir a nuestro público objetivo para recordarle que nos compre. Ahora pasamos a planificar acciones de atracción, tratando de que sean los propios clientes los que se acerquen a nosotros. Pues bien, estas son las claves del Inbound Marketing, el paso del antiguo push, hacia el novedoso pull.

Y, ¿por qué este tipo de técnicas ayudan a crecer a nuestras empresas?, pues por múltiples razones que describimos a continuación:

1º Nos dirigimos únicamente a nuestro público objetivo

Por lo que optimizamos recursos y no “molestamos” a los consumidores que no están interesados en nuestra marca. Con lo que evitamos crear una mala imagen de marca (como pesada e inoportuna) y reducimos costes innecesarios.

2º Aumento del ROI y la conversión de ventas en cada acción

Si conseguimos que sean los propios usuarios los que vengan a visitarnos, los atraemos hacia nosotros ofreciéndoles contenidos valiosos, estos serán más propensos a consumir. Se quitarán ese caparazón que se ponen cuando les molestamos en sus actividades diarias para contarles lo buenos que somos y, de esta manera, será más fáciles que sus visitas se conviertan en ventas.

3º Creación de una comunidad en torno a la marca

Cuando se llevan a cabo acciones de Inbound Marketing es más sencillo generar engagement y crear una sensación de comunidad alrededor de la marca. Si conseguimos conocer a nuestro público objetivo, ofrecerle lo que realmente busca o desea y satisfacemos sus necesidades estos se sentirán más identificados y unidos a nuestra compañía.

4º Aumento del tráfico web

Si conseguimos ofrecer contenidos de calidad y que sean de interés para nuestro público objetivo estos no solo visitarán nuestra web, sino que compartirán los enlaces con sus seguidores. De esta manera aumentaremos el número de visitas a nuestra página web y, por lo tanto el porcentaje de posibilidades de conversión en ventas.

5º Mejorar el SEO

Respecto al anterior punto, si aumentamos el tráfico hacia nuestra web, y, además reducimos la tasa de rebote y abandono, ya que ofrecemos lo que realmente buscan los visitantes (no los atraemos con engaños) mejoraremos también el SEO de nuestra marca.

Como hemos podido observar a lo largo del artículo, son múltiples los beneficios que el Inbound Marketing puede traer a nuestras marcas. Solamente tendremos que conocer a nuestro público objetivo y atraerlo hacia nosotros.