Hoy en día los logos de las marcas más importantes llaman la atención por sus colores, sus formas o su ingenio, pero no siempre son totalmente originales. ¿Plagio o fuente de inspiración de algo anterior? Juzga por ti mismo.

Parecidos razonables

El diseño de logotipos está rodeado de influencias, patrones y formas que inevitablemente son fuente de inspiración, pero existe una cantidad innumerable de logos creados a lo largo de la historia, por lo que es misión casi imposible que no se parezcan casualmente a uno que ya existe.

Si cogemos una letra, por ejemplo, veremos que después de todo no hay tantas cosas que hacer para que una “M” sea distinta y reconocible, pero, ¿qué sucede cuando dos logotipos son esencialmente idénticos?

Los casos Airbnb, Flipboard y Beats

Spencer Chen, Vicepresidente de Marketing y Desarrollo de Negocios de Alibaba, llevó recientemente a Twitter la controversia al exponer las similitudes entre los logos de algunas de las mayores empresas del mundo con los logotipos de un libro de diseño impreso en 1989.

El ejemplar, llamado Trademarks & Symbols (Volume 1: Alphabetical Designs), reúne las 26 letras del alfabeto modificadas y utilizadas por marcas del mundo entero, como la American Broadcasting Company (ABC), fundada en 1943, o la International Business Machines (IBM), creada en 1911.

El ejecutivo, en su tweet, mostró imágenes del antes citado libro, comparándolas con los logotipos de tres de las marcas más importantes de la actualidad: la web de alquiler de apartamentos vacacionales Airbnb; la empresa de sonido propiedad de Apple, Beats; y la revista social Flipboard, con unas fotos del libro original que dejan poco margen a la imaginación.

¿Plagio o casualidad?

Si bien el propio Chen reconoce que no hay casi nada 100% original en el mundo del diseño, su anuncio parece haber levantado alguna que otra crítica a través de las redes sociales, ante lo que parece un plagio en toda regla, y se han acrecentado con el silencio de las empresas afectadas.

De momento ya han surgido opiniones para todos los gustos, desde los que piensan que hoy en día es casi imposible inventar nada nuevo, hasta los indignados por el hecho de copiar un logo de manera tan evidente.

Nosotros pensamos que, en lo que a imaginación se refiere, el pasado puede ser una de las mejores fuentes de inspiración.

¿Y tú?