El pasado mes de octubre Google anunció un sistema de inteligencia artificial con el fin de optimizar y ayudar por lo menos al 15% de las consultas de búsqueda. Es lo que se conoce como RankBrain, para ofrecer mejores resultados de búsqueda a los usuarios. Analiza las más imprecisas y ambiguas, y las compara con los resultados más relevantes. Estamos ante lo que sin duda hará de Google un lugar aún mejor y más fácil de buscar.

Es un componente crítico para el algoritmo del gigante de los buscadores. Se afirma desde la compañía que es el tercer sistema más potente de posicionamiento web. El tema es que actualmente los marketers ya no sólo podemos basarnos en estrategias de marketing tradicionales como los link-buildings o el social media, sino que tenemos que ser más audaces ¿cómo? Por ejemplo, analizando como interactúan y trabajan en conjunto los elementos del algoritmo de Google con RankBrain.

Lo más básico

RankBrain es parte del algoritmo de búsqueda de Google. Utiliza más de 200 señales de búsqueda para determinar el ranking de sitios web y contenido. Con este nuevo sistema y por muy ambiguos que sean los términos empleados, casi con toda garantía los usuarios encontrarán lo que buscan. Su principal misión es ayudar a Google a analizar y proporcionar resultados de calidad y relevantes en el caso de búsquedas largas, complejas o ambiguas. Esto incluye nuevas palabras o consultas que nunca antes se habían llevado a cabo.

Como crear contenido relevante para RankBrain

La verdadera pregunta es ¿Cómo ayudará al content marketing a generar contenido de calidad? ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de mejorar nuestro posicionamiento web?

1.- Crea y haz que tu contenido vaya dirigido a una audiencia específica. Al igual que RankBrain trata de ayudar a Google a optimizar los resultados más próximos o deseados, tu contenido debe estar orientado hacia un determinado público para aumentar el número de posibilidades de que aparezca en las búsquedas relacionadas. Por ejemplo, si vendes servicios de marketing online, tu público objetivo pueden ser CEOs, marcas, o pymes. En este caso para dirigir tu contenido hacia este target, deberías responder a los problemas y sugerencias de lo que busca tu público online, de tus productos y/o servicios como respuesta a sus necesidades, y llamar su atención con  temas específicos, palabras clave y consejos. Es el caso de quien tiene una cafetería y aunque está al día e interesado sobre temas online, no lo suficiente, acude a Google para buscar “dueño cafetería quiere mejorar su SEO”. Aquí es donde RankBrain mejorará los resultados de búsqueda y tú como agencia de marketing online podrás aprovechar para posicionarte en los primeros puestos y ofrecer tus servicios.

2.- Piensa en términos de búsqueda coloquiales y en un lenguaje natural: cada vez Google lo pone más fácil, por lo que el usuario ya no tiene que pensar en como expresarse para localizar lo que busca.

3.- Haz contenidos más extensos y detallados. RankBrain utiliza la co-ocurrencia para ayudar a los usuarios a encontrar lo que buscan de forma más concreta, que es la frecuencia con la que los términos o grupos de palabras aparecen. Si la búsqueda es por ejemplo “como aumentar mis ventas con SEO”, los resultados serán sinónimos (como aumentar, incrementar, ingresos mensuales etc.). Este contenido nos permitirá poner en práctica esta técnica sin resultar redundante.

4.- Incorpora referencias de análisis de casos, documentos técnicos, estudios y páginas de confianza. Con RankBrain, Google mejora bastante sus búsquedas en la lectura entre líneas. Estas referencias de expertos y estudios traducirán mejor la intención del contenido que se busca.