Las palabras clave, las estrategias de contenidos, el público objetivo y la competencia, todo influye en el posicionamiento orgánico en buscadores.

El algoritmo de Google evoluciona constantemente y todos los profesionales de Marketing Online vivimos pendientes de él. El SEO o posicionamiento orgánico en buscadores es el mejor aliado de las marcas en Internet, pero a la vez, es un factor difícil de perfeccionar. Incluso, si no tenemos a mano a un experto, puede llegar a convertirse en nuestro peor enemigo.

El hecho de que aparezcamos o no entre las primeras posiciones de los resultados de búsqueda de los usuarios, tendrá gran influencia en nuestros futuros resultados. Incluso influirá en gran medida en todas y cada una de las acciones de Marketing Online que llevemos a cabo: Social Media, Marketing de Contenidos, Email Marketing, etc. Asimismo será un factor clave a la hora de generar tráfico hacia nuestra página web.

Por todo lo anterior, en este post queremos mostrarte algunos de los errores más comunes en los que incurren las marcas:

  1. No analizar las palabras clave que utilizar: antes de introducir las palabras clave o Keywords en nuestros sitios web, debemos hacer un análisis pormenorizado de ellas para conocer el nivel de búsqueda de cada una.
  2. Mala selección de las Keywords: una vez realizado el análisis, puede ocurrirnos que nos cegamos con los resultados, es decir, que nos fijemos en los números globales. De esta manera nos limitamos a escoger la que mayor número muestra, sin fijarnos en nuestras características propias. Por ejemplo, si somos una empresa a nivel local, no nos interesarán las búsquedas globales.
  3. Hacer uso de términos muy generales: por ejemplo, si somos una panadería de Madrid y queremos abarcar demasiado, podemos escoger “panaderías España”. Sin embargo, si no tenemos una tienda online o capacidad para abastecer en todo el territorio, nos compensará ser más particulares y optar por “panaderías Madrid” o incluso “panaderías centro Madrid”.
  4. Ignorar a la competencia: un punto muy importante es realizar un estudio de las marcas con las que competimos.
  5. Mala estrategia de contenidos: si no ofrecemos unos contenidos de calidad a nuestros clientes, no conseguiremos atraerlos hacia nosotros.
  6. Baja densidad de Keywords en nuestros contenidos: si tenemos un bajo nivel de uso de Keywords, Google tendrá dificultades para encontrar la temática. Esto también ocurrirá si no las usamos en los títulos, en las primeras líneas de texto o en las descripciones de las imágenes.
  7. Engañar: si hacemos uso de tags engañosos o de títulos atractivos, pero que nada tienen que ver con lo que ofrecemos, los usuarios abandonarán enseguida su visita y aumentará nuestra tasa de rebote, por lo que Google nos penalizará.
  8. Limitar los contenidos al texto: si no hacemos uso de imágenes, o contenidos audiovisuales, estaremos limitando nuestro posicionamiento.
  9. No optimizar las URL: este es un error muy común, ya que tendemos a crear urls muy largas y pocos SEO amigables.

En conclusión, si lo que queremos es tener un buen posicionamiento orgánico, debemos cuidar todos y cada uno de los aspectos de nuestros sitios web.