Los expertos en redes sociales conocen los puntos fuertes de las redes sociales, así como las técnicas y estrategias de Social Media. Por lo que pueden sacar el máximo provecho para nuestras empresas. 

Más de la mitad de las pequeñas y medianas empresas (55 %) españolas ya utilizaron las redes sociales durante el pasado año 2013, según datos ofrecidos por el Observatorio sobre Uso de las Redes Sociales en las Pymes Españolas. Sin embargo, una gran parte de ellas todavía no lo hacen de manera profesional, sino que las gestionan ellas mismos o se las ceden a algún familiar o amigo.

Pero, como ocurre en todas las facetas del marketing, es necesario que sea un profesional quién esté al mando de las redes sociales. Por eso, en este artículo hablaremos de algunas de las ventajas de contar con un Social Media Manager preparado que se dedique a esta tarea de manera profesional (y no como un hobby):

  1. Son conocedores de las técnicas de segmentación de mercado: de esta manera seleccionarán los segmentos de público objetivo más acordes a la marca y se dirigirán a ellos. Además, saben en qué redes sociales están, por lo que nuestra marca también tendrá presencia en ellas.
  2. Son expertos en redes sociales: conocen y trabajan a diario con ellas, por lo que saben cuáles son sus puntos fuertes y en qué errores no se debe caer. Además, hacen uso de sus herramientas, por lo que sacarán el mejor partido para nuestra marca.
  3. Seleccionan las redes sociales en las que nuestra marca tendrá presencia, dependiendo de nuestro público objetivo, de nuestros productos o servicios y de las características y el entorno que rodean a nuestra empresa.
  4. Definen los objetivos por alcanzar, tanto a largo como a medio y corto plazo, así como el Plan de Marketing Online que nuestra empresa debe seguir. Además, determinan una estrategia de contenidos, para que todo lo que se comparta de dichos objetivos tenga un sentido y siga una misma dirección.
  5. Creación de una comunidad en torno a la marca: interactuando con los seguidores, ofreciéndoles contenidos de calidad, y ofreciendo una óptima atención al cliente.
  6. Conocen los mejores días y horas para compartir en cada una de las redes sociales, de manera que los post alcancen una mayor viralidad.
  7. Son expertos en técnicas de captación y fidelización de clientes, por lo que las llevarán a cabo también a nivel online. Además, generarán engagement y mejorarán nuestra imagen o reputación online.
  8. Saben que fuentes de información son fiables y respetan siempre el copyright.
  9. Conocen a fondo el posicionamiento orgánico en buscadores, por lo que lo tendrán en cuenta a la hora de definir las estrategias de Social Media.
  10. Conocen las técnicas de redacción y nunca engañan.
  11. Ofrecen informes y análisis de los resultados obtenidos con cada una de las acciones llevadas a cabo.

En definitiva, es necesario contratar a un profesional para que gestione las redes de nuestras empresas, de lo contrario, desaprovecharemos el gran potencial que estas poseen, así como las grandes ventajas que pueden ofrecernos.