No te pierdas las tendencias de diseño web en 2018 que vienen pisando fuerte este verano.

 

  1. Colores vivos

Pese a que los diseños minimalistas llevaban varios años en alza, los colores vivos han vuelto. Este tipo de diseño tiene mucho poder de atracción visual. A día de hoy, supone romper con lo establecido y salirse de los diseños más sutiles.

Un punto a favor de esta tendencia es la adopción de la tecnología IPS (In-Plane Switching) por parte de muchos dispositivos con pantallas diferentes. Esta tecnología ayuda a que los colores más vivos destaquen mejor y no pierdan calidad.

  1. Animaciones, GIF integrados e ilustraciones dinámicas

Los vídeos tienen un punto fuerte en contra, y es que ralentizan el tiempo de carga de las páginas web. En su lugar aparece la animación, que cumple una función similar sin perjudicar el rendimiento de la web.

Se trata de una manera efectiva y original de comunicar. El usuario siente mayor atracción visual, siempre y cuando las animaciones no entorpezcan la usabilidad.

  1. Diseños asimétricos

La mayoría de las páginas web están perfectamente ordenadas y apuestan por la simetría. Al igual que en el apartado del color, en este aspecto se está empezando a apostar por otros estilos, poniendo de moda los diseños asimétricos. De cara a las tendencias de diseño web en 2018, se apostará por estilos más rompedores, siempre teniendo en cuenta la experiencia del usuario.

Incluso, se apuestan por diseños asimétricos que se mueven según la actividad del usuario. Es otro caso donde se tiene que calibrar muy bien la balanza entre el diseño y la usabilidad.

  1. Dibujos a mano

Últimamente se están utilizando mucho los dibujos a mano para imprimir un carácter propio a las páginas web. Los dibujos a mano son muy personales, y dan una imagen más personalizada que cualquier otro tipo de diseño.

Hace años que el dibujo a mano se puso de moda para transmitir en formato vídeo. En 2018 se va a romper esa barrera y va a instaurarse como un diseño recurrente en las webs.

  1. Interfaces compatibles con voz

Cada vez son más los dispositivos que incluyen asistentes virtuales inteligentes, como Siri, Google Now o Cortana. En este escenario, las webs cada vez tienen que estar más atentas a una evolución que parece que va a acabar por imponerse.

Por otra parte, los asistentes de voz están especialmente indicados para dispositivos más pequeños, en los que escribir puede resultar más incómodo para los usuarios. Móviles o tablets serán los dispositivos que cada vez potencien más la voz como manera de interactuar.

  1. Priorizar el diseño enfocado en dispositivos mobile

Como ya se ha comentado con anterioridad, Google va a empezar a dar prioridad al rendimiento en dispositivos móviles por encima de ordenadores.

Esto obliga a los desarrolladores web a poner aún más empeño en lograr una web responsive y eficiente, puesto que los usuarios cada vez navegan más con el móvil.