Pasa con frecuencia. Inviertes dinero y tiempo en llevar a cabo o confiar una estrategia de marketing, y no encuentras resultados. Pon atención a algunas de las señales que harán identificar que tu estrategia no va del todo como esperabas.

Lo decimos en repetidas ocasiones. Las estrategias de marketing deben contar con el tiempo prudencial para obtener resultados a medio plazo, y deben trazarse anticipándose a los acontecimientos, estudiando muy bien cuáles serán realmente nuestros objetivos a alcanzar, sin pensar que en un mes se traducirán en conversiones o ventas.

Eso sí, si el tiempo transcurre y no ves resultados, presta mucha atención a las siguientes señales:

  1. ¿Cuántos nuevos clientes online has conseguido?

Si recuerdas tan sólo uno o dos, o unos cuantos, dependiendo del volumen de tu negocio, tu estrategia se quedó estancada en alguna parte del proceso. Debes revisar tu SEO o posicionamiento web.

  1. Transmitir mensajes sin sentido o de forma aleatorias

Sin haber seguido una estrategia previa y sin saber a quien te diriges y analizar tu público objetivo, y sobre todo qué debes transmitir. En el corazón de toda estrategia de éxito está la historia de tu marca, y debes contarla generando engagement con tu público. Si no sigues una estrategia unificada, y transmites de forma distinta en cada canal, lo estás haciendo de forma incorrecta.

  1. Careces de alcance orgánico y no tienes interacciones

La interacción o alcance orgánico es la verdadera señal del éxito de tu estrategia de marketing. ¿Cómo puedes detectarla? Analizando las distintas plataformas. Revisa tus redes sociales, si es que las tienes, o las visitas a tu web. Si no recibes interacción estás un poco perdido.

  1. El público o feedback equivocado.

Efectivamente estás llegando al público, pero no al target deseado, o no les ofreces al menos lo que necesitan. En este punto, debes plantearte que estás perdiendo un tiempo valioso y necesario.

  1. El departamento de ventas no valora tu estrategia.

Intenta analizar detenidamente por qué el equipo de ventas no tiene en cuenta tus esfuerzos. Si no valoran lo que haces, es porque realmente no ven resultados o no creen en tu estrategia. Es fundamental trabajar en equipo codo con codo, y aunar esfuerzos a través del Smarketing y la comunicación continua entre ambos departamentos.