El E-commerce sigue creciendo. Esto significa que hay más competencia, es más complicado fidelizar y la experiencia de usuario es fundamental. No pierdas de vista las siguientes tendencias de E-commerce para tu estrategia durante este año.

El crecimiento del E-commerce se desplaza hacia Asia

Estados Unidos fue el impulsor y su crecimiento no ha parado desde el inicio del milenio, aunque ahora más lento que hace unos años. Esto contrasta con el mercado Asiático, especialmente China, donde el crecimiento a lo largo de este 2017 se estima increíblemente rápido, duplicándose de aquí a 2019.

Lo más atractivo de Asia es que no se necesita ninguna infraestructura física para comenzar de nuevo en un país. Con tasas de transporte y envío baratas, y con una eliminación de las fronteras cada vez más evidente, no es ahora tan complicado como hace un tiempo. Sin embargo, hay que contar con sitios web bien traducidos y fáciles de entender e identificarse con los compradores de la zona donde te dirijas, y sin un recargo del IVA para sufragar por otro lado los gastos de envío.

Los usuarios móviles continúan aumentando pero todavía no forman parte del groso de los datos de conversión

No hace falta decir que el cambio de experiencia móvil en los últimos años es evidente, pero sin embargo es sorprendente el gran número de usuarios que aún no están demasiado contentos con la experiencia de compra por este dispositivo. Más de la mitad prefiere comprar a través de un ordenador.

Gracias a las analíticas se ha podido averiguar que los usuarios pasan bastante tiempo en la web pero que finalmente las conversiones registradas proceden de ordenadores. ¿A qué es debido? Evidentemente a que las mayoría de ellos investigan a través del dispositivo, pero la compra se formaliza más tarde a través del escritorio.

Hay una media de 7 dispositivos enganchados a una misma red doméstica. La clave de la estrategia para impulsar a la compra móvil está en el envío de newsletters y recordarios.

La competencia del E-commerce está en su punto más álgido

Cada vez hay más empresas de E-commerce y la aparición masiva de nuevas herramientas para llevar a cabo las estrategias de marketing también ha aumentado a pasos acelerados. La clave para destacar está en el contenido creativo e innovador

El modelo de negocio basado en la suscripción a corto plazo

El auge de las empresas SaaS (Software as a Service o ‘Software como Servicio’) y la contratación de sus servicios es evidente. No dejemos de ver ejemplos como AirbB&B, Spotify o Uber.

La clave en este tipo de negocios es la fidelización y la continuidad del uso de los mismos. En este tipo de línea de negocio, conviene tener al cliente contento.

El crecimiento de la inteligencia artificial para aportar estimaciones más aproximadas

Aunque es más complicada de predecir, esta tendencia tan nueva, también se está expandiendo de forma veloz. El aumento de recopilación de datos nos permite saber más sobre nuestro público o target. El Big Data y la hiperfocalización mejorará considerablemente la experiencia de cliente.

La tendencia de los chatbots

Para llevar a cabo las funciones de atención al cliente y resolver dudas y cuestiones de manera rápida y efectiva.

Auge de los ‘shoppables videos’

La creación y consumo de contenido cada vez incide más en la compra y venta de productos, siendo evidente que además de generar mayor engagement con el público, también influye positivamente en los resultados.

Son vídeos que atrapan al consumidor, con historias increíbles o la difusión de mensajes que finalmente les incitan a comprar o adquirir productos o servicios.