El “Retargeting” consiste en crear una lista con los usuarios que han visitado nuestra web y enviarles una publicidad segmentada y personalizada.

El “Retargeting” se basa en dos factores clave: la segmentación y la personalización. Consiste en enviar anuncios a los usuarios que ya han visitado nuestros sitios Ecommerce.

En los últimos tiempos, el Retargeting está cobrando un gran protagonismo entre los marketeros; de hecho, cada vez son más las marcas que se apuntan a este tipo de acciones. Este tipo de estrategias consiste en enviar anuncios personalizados a los usuarios que han visitado nuestro sitio de ecommerce y lo han abandonado sin comprar.

Si analizamos las estadísticas, estas no son demasiado alentadoras en cuanto a la tasa de conversión global en las primeras visitas en ecommerce, ya que está en torno a un 3,7% (indicador Fireclick Index). Por ello, incidir en esos visitantes e incrementar las cifras se convierte en tarea indispensable.

El Retargeting se basa en dos factores clave: la segmentación, ya que únicamente se envían los anuncios a los usuarios que ya han visitado nuestro sitio; y en la personalización, pues se envían anuncios de los productos en los que dichos consumidores se han interesado. Con ello estamos generando nuevos leads y sin resultar excesivamente agresivos.

Cómo diseñar una campaña

Una vez que ya sabemos en qué consiste, nos gustaría incidir en su proceso, o lo que es lo mismo, en la manera de diseñar una campaña. Así, lo primero que tendremos que hacer es introducir una etiqueta de JavaScript al pie de nuestro sitio web, y este código nos ofrecerá una lista con las personas que lo visitan. Además, también conoceremos qué tipo de productos han estado viendo y qué duración han tenido las visitas. Esta información nos la facilitará la introducción de Retargeting “cookies” anónimos en los navegadores.

En cuanto ya tengamos esta valiosa información en nuestras manos, podremos enviar los anuncios única y exclusivamente a nuestros clientes potenciales. Clientes que, además, se han convertido en leads, ya que han visitado nuestro sitio y conocen nuestros productos o servicios, y están preparados para recibir ese tipo de información. Anuncios que podremos además personalizar, ya que conocemos en qué productos están interesados, por lo que debemos orientar nuestros mensajes hacia ellos.

El tiempo o la fugacidad de los bienes o productos es otra de las cosas que debemos tener en cuenta, pues tendremos que anteponer nuestras acciones a las que necesitan de mayor rapidez. Es decir, será más urgente el envío de un anuncio a un usuario que haya visitado nuestra página web para solicitar información sobre viajes que enviárselo a quienes hayan ojeado bienes de lujo.