Las campañas de vídeo marketing son un recurso óptimo a la hora de transmitir las virtudes de una marca. Su objetivo es conseguir captar toda la atención del consumidor.

En psicología existe algo llamada “presencia” de los espectadores. Esto se refiere al fenómeno de estar tan concentrado visualizando un contenido, que incluso se llegan a experimentar emociones fruto de lo que se esté viendo.

Los anunciantes quieren aumentar la ‘presencia’ de sus espectadores y potenciales consumidores.

¿Por qué?

  • Cuando el espectador se involucra con lo que ve, puede llegar a sentir emociones y relacionarlas con la marca. Esto es lo más positivo que puede lograr cualquier campaña.
  • Los potenciales clientes que están concentrados mientras ven el contenido reportan mayores niveles de disfrute y satisfacción.
  • La gente tiende a conectar con los personajes que ven en pantalla. En este caso, eso conllevaría conectar también con la marca.
  • Las personas que están “presentes” recuerdan mejor las campañas de video marketing que visualizan. Es muy común que la gente se exponga a un anuncio decenas de veces, sin llegar a poder recordar qué es lo que quiere comunicar.

Qué condiciona la presencia de los espectadores

Entonces, ¿qué determina la presencia cuando se visualiza una campaña de vídeo marketing? Una de las cosas es el tamaño del video o, para ser más exactos, la proporción del campo visual del participante que esté ocupada por el video.

¿Por qué se valora más ver una película en el cine? Al estar ante una pantalla de grandes dimensiones, la gente se sumerge mejor en el contenido que esté viendo.

Qué se debe tener en cuenta a la hora de realizar campañas con vídeo

Utilizar soportes grandes no es la fórmula del éxito. Se deben tener en cuenta más factores, por ejemplo, dónde se encuentra el público objetivo y qué se quiere transmitir. El cine es una plataforma que da muchas posibilidades a nivel visual, pero quizás el público objetivo no es aquel que acude al cine.

Hoy en día no se puede menospreciar a los dispositivos móviles o tablets, puesto que cada vez abarcan más porcentaje de la navegación por internet de los usuarios. En este escenario, otro factor clave es el tipo de campaña que quieras llevar a cabo. Existen campañas que son más acorde a dispositivos móviles y otras campañas que se sustentan más en lo visual.

Una campaña acorde para un dispositivo móvil sería aquella que pretenda que el usuario haga clic y acceda a la web del anunciante. Por el contrario, se debe buscar que las campañas más visuales aparezcan en las mejores plataformas posibles.

Las campañas que apuestan por lo visual buscan conectar con el espectador y crear un vínculo con la marca, más allá del producto o servicio concreto que estén promocionando.