Estamos ante un formato totalmente personalizable y a través del que interactuamos con el destinatario de manera directa.

Algunos expertos se empeñan en anunciar la muerte del email marketing, otros incluso ya lo dan por desaparecido. Sin embargo, este tipo de estrategias de marketing siguen pisando fuerte entre las marcas y no parece que tengan ganas de marcharse. Las estadísticas lo avalan y es que, según el estudio Litmus 2012, el 91 % de los destinatarios revisamos nuestros emails todos los días. Además, las ventajas que nos ofrecen son altamente convincentes. Entre ellas, podemos destacar:

1.º Reducción de tiempo y costes

Este tipo de estrategias de marketing no precisan un gran desembolso de nuestro tiempo o dinero. Sin embargo, el ROI que nos ofrecen es muy elevado, así como la gran eficiencia y eficacia que demuestran.

2.º Gran personalización

Se trata de un formato totalmente personalizable y con el que interactuamos con el destinatario de manera directa, de “tú a tú”. Simplemente con dirigirnos al receptor por el nombre ya haremos que se sienta especial y, por lo tanto, más propenso a recibir la información que le brindaremos a continuación.

3.º Información

Este punto podría adjuntarse al anterior y es que, al conocer los datos de nuestro público objetivo, contamos con una información de gran valor en nuestras manos. Información que podemos usar para personalizar los mensajes, o bien para adaptar nuestras ofertas o promociones.

4.º No intrusivo

Estamos ante un medio poco intrusivo, ya que los usuarios no sentimos el correo como algo tan privado como nuestros teléfonos. Además, los correos se abren solamente si queremos, si nos interesa el asunto, a diferencia de los banners que nos aparecen e incomodan nuestra lectura. Por último, los destinatarios pueden seleccionar la opción de borrar la suscripción y no recibir más mensajes.

5.º Variabilidad

Los correos aceptan una amplia gama de variedades de formatos: imágenes, gráficos, texto, etc.

6.º Análisis/medición

Gracias a las herramientas que existen en la actualidad podemos medir los resultados de nuestras acciones de email marketing: tasa de apertura, número de clics, número de destinatarios que han leído el mensaje (o no), entre otras.

Estadísticas

Entre las estadísticas más impactantes en lo que a email marketing respecta, destacamos:

  • El email marketing se convirtió en el tercer generador de oportunidades para los vendedores en el año 2013, y alcanzó un 13 % del total de las ventas.
  • Los consumidores que compran productos vía email gastan un 138 % más que quienes no reciben ofertas por email.
  • El 88 % de los usuarios prefieren recibir mensajes en HTML que mensajes con solo texto.

En definitiva, las campañas de email marketing ofrecen grandes ventajas para las empresas que las llevan a cabo. Simplemente hay que conocer todos los factores y optimizar cada una de las acciones.