Conocer qué hábitos tienen y qué patrones de consumo siguen nuestros seguidores es importante para las marcas. Es necesario saber qué le interesa o qué necesita nuestra audiencia para poder ofrecérselo. 

Cada marca tiene un público objetivo específico que son las personas a las que realmente deberíamos llegar con nuestras acciones de marketing online, puesto que estos son nuestros clientes potenciales. Sin embargo, no siempre ocurre que coincida con la audiencia que tenemos en las redes sociales, en nuestra página web o blog.

Así, se hace imprescindible analizar la audiencia de todas las plataformas sociales, de manera que pongamos en consideración si son o no nuestro público objetivo. Y, en caso de que no, poder modificar nuestras acciones para llegar a él.

Por el contrario, pude ocurrir que tengamos un perfil mal formado de quién es realmente nuestro público objetivo, y que sea nuestra propia audiencia -la que nos sigue a diario en las redes sociales y entre en nuestra página web-, quién nos de las claves.

Sea como fuere, cualquiera de las dos opciones hacen imprescindible analizar la audiencia de nuestra marca, algo a lo que se suman:

1º Conocer los patrones de comportamiento: si sabemos cómo se comporta nuestra audiencia al consumir o en su día a día, podremos ir un paso más allá en nuestros contenidos, de manera que adaptemos nuestras acciones a sus patrones de consumo.

2º ¿Qué les interesa o qué les gusta a nuestros seguidores? Si conocemos sus preferencias podremos incluso adelantarnos a ellos y crear una necesidad con nuestras acciones de contenidos. Ofrecerles lo que realmente les gusta.

3º ¿Qué necesitan? Otra de las razones por las que debemos analizar a nuestra audiencia es saber qué es lo que realmente necesita, de manera que podamos ofrecérselo y crear acciones para que lo vean.

4º ¿Dónde están? Si sabemos en qué redes sociales se mueve nuestro público objetivo, en qué plataformas navega, cómo busca en Google y desde qué dispositivos, podremos adaptar nuestros contenidos y acciones de marketing online.

5º ¿Qué hábitos tienen? ¿En qué sitios consumen, cómo se alimentan, qué hacen en su tiempo de ocio? Así como si trabajan, viven en familia o solos, el nivel adquisitivo que tienen, entre otros. Todos estos datos serán importantes a la hora de marcar un patrón de comportamiento de nuestra audiencia objetivo.

Hablamos, en definitiva, de múltiples razones por las que debemos analizar a nuestra audiencia para tratar de conseguir, por una parte, que coincida con nuestro público objetivo, y por otra, de ofrecerle lo que realmente está buscando. De lo contrario, estaremos dando palos de ciego con nuestras acciones.