Tras varios intentos desde el año 2015, por fin se lanza Workplace, la herramienta de Facebook más conocida como Facebook At Work para entornos corporativos.

Workplace de Facebook, que ha estado disponible durante un largo periodo de tiempo con su versión beta privada, ya está en marcha para empresas, organizaciones sin ánimo de lucro o instituciones educativas.

Según ha anunciado la red social, Workplace está funcionando en más de mil empresas de todo el mundo, en países como la India, EE.UU, Noruega, Reino Unido y Francia.

A partir de ahora cualquier empresa que quiera utilizarlo en su entorno corporativo, nada más que tiene que solicitarlo a través de la web de Facebook, desde donde una persona del equipo de Workplace se pondrá en contacto con ella.

Pero ¿Cómo funciona Facebook Workplace?

La pregunta del millón… ¿es igual de entretenido que una cuenta de Facebook habitual? ¿es puramente profesional? Nada más entrar nos vamos a encontrar que presenta una estructura similar a una cuenta, pero nuestros amigos serán nuestros compañeros de oficina y personas con las que mantengamos relaciones puramente profesionales.

Facebook Workplace está totalmente separado de nuestro perfil de Facebook social y personal. Entre sus características incluye chat, Facebook Live y Grupos. La compañía pretende que deje de ser pura distracción, y estas utilidades se conviertan en indispensables para el día a día de las empresas y los equipos de trabajo.

También permite crear grupos multiempresa, para que grupos de trabajo de diferentes empresas puedan llevar a cabo proyectos en común y trabajar juntos.

Workplace pasa por caja

Si queremos utilizar el servicio deberemos pasar por caja. Su competidora más directa Slack centrada en la mensajería instantánea cobra 8 dólares por usuario al mes.

En Facebook, el sistema de pago está centrado en el número de registrados que lo utilicen. Las empresas abonarán 3 dólares al mes por usuario, por cada 1000 usuarios activos con los que cuenten, 2 dólares por cada 10.000, y 1 dólar cuando tengan más de 10.000 usuarios activos.

A partir de ahora, los espacios que más quieren y rechazan Facebook al mismo tiempo, es decir, las oficinas, teniendo en cuenta, que salvo los community managers, la mayoría de ellas tienen vetada la entrada a la red social, podrán disponer de su versión más corporativa con la interacción de sus compañeros de trabajo.