Podremos crear segmentos personalizados de SEO para nuestro informe. Debemos limitar nuestro informe a través de los distintos segmentos. 

El número de visitas conseguidas a través de los buscadores, el tiempo de duración de las mismas, o cuántas de ellas se acaban convirtiendo en futuros clientes, son algunos de los datos que podemos analizar. Ahora bien, a continuación, mostramos algunos pasos que tendremos que seguir para hacer una perfecta y acabada analítica SEO en Google.

1. Creación de una cuenta de Google Analytics

Para los que no la tengan, tendrán que crear una cuenta de Google Analytics y enlazarla con su sitio web. El proceso de enlazar Analytics con la web no es complicado, pero se deberán tener ciertas nociones de programación web. Además de introducir todos los datos necesarios para poder comenzar con los análisis.

2. Creación de segmentos personalizados de SEO

Una vez tengamos creada la cuenta, tendremos que introducirnos en analítca SEO directamente. Y, para ello, debemos definir segmentos personalizados de analítica SEO para el Informe de Análisis de cohortes.

3. Limitar el informe

En tercer lugar, debemos limitar el informe a los resultados de los usuarios que proceden de las búsquedas orgánicas (buscadores: Google, Yahoo, Bing, etc.). Y para eso tendremos que añadir, crear y eliminar segmentos (utilizando el signo desplegable y más).

Además de filtrar a los usuarios que proceden de las búsquedas orgánicas, también podremos segmentar geográficamente, por los dispositivos que utilizan, usando criterios demográficos, sociales, etc., para así crear análisis mucho más exactos y profundos.

4. Crear diferentes estudios

Una vez tengamos el informe global de la página, también podremos analizar una página específica o un grupo de páginas a través de los distintos segmentos. Una manera de complementar la información global obtenida.

5. Indicadores que analizar

Por último toca hacer un informe con los distintos datos analizados: número de visitas totales y visitantes, duración de las mismas, tasa de rebote o de conversión, así como conocer qué contenidos alcanzan mayor viralidad y cuáles menos.

En definitiva, se trata de 5 pasos sencillos de seguir, pero que nos ofrecerán grandes beneficios. Nos van a permitir saber exactamente de dónde procede cada visita, así como el comportamiento de la misma.