Veamos las tendencias que triunfarán durante 2019 en diseño web y que marcarán la evolución futura de un sector que está en continuo cambio.

Diseños grandes

En muchos de estas tendencias se nota la evolución de las preferencias de los usuarios. En este caso, el peso que se le está dando a los contenidos visuales es el factor que ha determinado que los diseños y títulos grandes sean una tendencia en 2019.

Las imágenes grandes y las tipografías de gran tamaño se han consolidado como tendencia.

Por supuesto, nunca se debe restar importancia a la usabilidad. La clave de esta tendencia se encontrará en el equilibrio entre una buena experiencia de usuario y una imagen impactante y llamativa.

Estilo propio

Las plantillas, imágenes de stock o diseños planos denotan una falta de estilo propio que daña la imagen de la marca.

Contar con un equipo de profesionales que puedan diseñar una página original y que se adapte a las necesidades específicas de esa web es la clave para tener un estilo propio.

Superposiciones

Familiarizados con que generalmente el diseño web presenta estructuras muy armónicas e intuitivas, ahora prima lo inesperado, la sorpresa y los diseños superpuestos. Eso sí, deben estar estratégicamente colocados para evitar rozar el caos.

Animaciones

La lucha con la competencia siempre es muy dura. Esta situación obliga a utilizar todas las vías posibles para destacar frente a los competidores.

Los diseños animados resaltan frente a diseños planos y más sobrios.

Color y más color

El tiempo de los diseños minimalistas, con grandes espacios en blanco, ha quedado atrás. Las tendencias en 2019 apuntan a una explosión de color en el diseño web.

Evidentemente, se deben crear composiciones de color con sentido, evitando una tendencia monocromática, pero al mismo tiempo sin sobrecargar el diseño de la página. Existen herramientas que permiten consultar las combinaciones de colores a partir de un color principal.

Tipografía

La tipografía es una oportunidad para destacar y ser original que muchas veces se ignora. Lo más fácil es seleccionar una de las que se ofrecen por defecto, pero no se trata de la opción más original.

Crear una tipografía propia puede ser un proceso demasiado costoso, pero existen otras opciones. Por ejemplo, dedicar más tiempo a buscar, ya que existen muchas tipografías desconocidas que pueden suponer un buen elemento para la marca. Otra opción sería combinar más de una tipografía, es una apuesta arriesgada, pero que puede funcionar muy bien si se hace con sentido.

Retro

Los diseños retro siguen en plena forma. Hace años se pusieron de moda y todo indica que, por lo menos durante 2019, seguirán al alza.

La mezcla entre la tecnología puntera del diseño web y el aspecto de los diseños retro genera una combinación visualmente muy atractiva. La nostalgia es un elemento muy valioso a la hora de conectar con los usuarios.

Tendencias atemporales

Existen ciertas tendencias que se mantienen a lo largo de los años y que siempre se deben tener en cuenta:

  • Diseño responsive

Los dispositivos móviles siguen ganándole terreno a la web tradicional. Cualquier diseño en 2019 tendrá que tener muy presente que debe ser responsive y adaptarse a la perfección a cualquier tamaño o dispositivo.

  • Velocidad de carga

La velocidad de carga es crucial, tanto para Google como para los usuarios. Una velocidad de carga óptima favorecerá al ranking de la web y será clave en una buena experiencia de usuario.

  • Diseños one-page

Los diseños one-page seguirán teniendo recorrido a lo largo de 2019. Las webs de una sola página ofrecen posibilidades de diseño muy interesantes. No pierdas de vista el scroll horizontal.