Las últimas tendencias en diseño web, al igual que las de moda, van y vienen. En algunas ocasiones se dictan por necesidad, y en otras, más bien porque es lo que manda el mercado. Citemos como ejemplo el caso del “skeuomorphism” o tendencia a reproducir la realidad a través del diseño digital, hacia un diseño plano o “flat design”,  en el que las páginas utilizan formas geométricas, colores planos y llamativos e iconos más sencillos, en lugar de emplear fotos o imágenes más complejas.

A la hora de seguir una determinada tendencia, la decisión depende muy mucho de la necesidad de los usuarios y del tipo de negocio o temática de la web en sí. La decisión no debe basarse sólo en lo que el mercado nos dicta en cuanto a diseño, ya que la moda es pasajera. Por lo que si diseñamos una web a la última, basándonos sólo en las últimas tendencias, debemos tener en cuenta que estará out en breve espacio de tiempo.

Bajo esta premisa, vamos a analizar las tendencias de cara al próximo año que pensaremos con detenimiento antes de llevarlas al diseño de nuestras páginas:

1.- Esconder todos los desplegables bajo el famoso menú hamburguesa:  Con el objetivo de unificar toda la info de la web en el mismo sitio, los diseñadores comenzaron a simplificar toda la navegación bajo el icono hamburguesa. Raro es que ahora no veamos en la parte superior de la home page el desplegable, en el que cuando clicamos, nos aparecen todos los sitios a los que redirige. Aún hay muchos usuarios que no se han familiarizado con esta nueva estructura, pero cada vez está más presente en la red.

Su visualización resulta más atractiva, es más limpia y da un aspecto más elegante. Pero ojo, hay algunos sitios en los que esta estructura no funciona. Es el caso de las webs de comercio electrónico o las de noticias, donde detectar determinados temas o localizar nuestro objeto deseado es fundamental para la experiencia de usuario.

2.- Sliders o Carruseles: Actualmente los carruseles invaden prácticamente todas las webs más actuales. Aumentan el interés visual y tienden a reducir cierto desorden de contenidos, si es que los hay. Pero un abuso de uso pueden conllevar algunas consecuencias como:

  • Que son más negativos para el SEO: Tu estrategia para el posicionamiento en buscadores puede resultar todo un fracaso, ya que la falta de contenido hace que sea más difícil obtener resultados.
  • Pueden afectar negativamente al rendimiento, pues suelen contener imágenes que ralentizan el tiempo de carga.
  • Aunque son muy atractivos, incitan a tapar el contenido por debajo del Slider y esto a Google no le gusta mucho.
  • Al fin y al cabo tienden a ser inaccesibles en algunas webs.

En definitiva, gustan mucho, pero no hay que abusar de ellos.

3.- Parallax Scrolling: En los últimos años hemos visto que cada vez hay más sitios que parecen hacer uso de scroll parallax, que produce un efecto de mayor profundidad pero prácticamente presenta los mismos problemas que los carruseles, afectando también a la usabilidad de los usuarios.

4.- Demasiado tiempo de espera en la carga de la página: Al igual que ocurrió en los tiempos de flash, donde las páginas tardaban más tiempo de lo normal en cargarse y esto tendía a aburrir al usuario, no debemos caer en esta tendencia. Otra cosa es que durante ese tiempo de espera merezca la pena adentrarnos en el contenido a través de una divertida animación de música y gráficos, en el que el tiempo de espera sea mínimo, y pueda resultar ameno.

5.- Uso excesivo de Javascript. Si bien nos ayuda con numerosas funcionalidades, puede ralentizar el sitio, por los tiempos de carga, porque afecta de forma negativa a la navegación móvil.

6.- Emplear una tipografía compleja. Usar algunas fuentes puede ayudar a que nuestra web resulte más atractiva y original, pero no es recomendable utilizar más de dos. Demasiadas tipografías pueden dar como resultado un sitio confuso y desordenado que imposibilita la capacidad de lectura.