Tu escaparate online lo es todo. Una web al día es tu imagen de marca y de negocio. ¿Estás pensando en actualizarla y no sabes por dónde empezar? A continuación dejamos algunas ideas con las últimas tendencias de diseño web del mercado, que ayudarán a aumentar el tráfico de tu sitio. Y lo mejor de todo es que estas nuevas modificaciones se pueden implantar desde elementos ya existentes.

Este último mes ha sido tendencia:

1.- Los esquemas de color duotono: estas paletas están desde hace tiempo, pero recientemente se les está dando mayor protagonismo a través del efecto duotono degradado a pantalla completa, que produce gran impacto.

Pero ¿qué es exactamente el efecto duotono? Básicamente, el uso de dos colores para formar una paleta. Una combinación complementaria de la escala de color. Últimamente los diseñadores están rompiendo con las normas de las tonalidades mediante la utilización de todo tipo de combinaciones de colores.

La mayoría de las veces, este efecto cuenta con una superposición de colores brillantes en la parte superior de la imagen. El efecto duotono destaca los tonos  claros y oscuros y crea un impacto visual con colores muy dispares. Es el caso de Spotify, que utiliza el recurso con las fotos de los artistas para atraer la atención.

Es una técnica que se puede aplicar de infinidad de maneras. Funciona casi con cualquier concepto y va muy bien en pantalla completa. También se puede utilizar como fondo, para acentuar elementos de la interfaz de usuario o para poner énfasis e incidir en una zona o parte específica. No cabe duda que va mejor cuando se aplica a un solo elemento, ya que en algunos casos puede resultar sobrecargado.

 

2.- El Spilt-screen o “efecto dividido” en diseño: Este efecto está creciendo exponencialmente. Cuenta con dos paneles de lado a lado del contenido, con un esquema simétrico, de forma que cada bloque tiene el mismo tamaño y forma.

El resultado crea una experiencia muy agradable, de contenido dividido y ordenado. Las oportunidades aquí son ilimitadas, con divisiones útiles y cierta continuidad. Cada división suele ser bastante intuitiva, asomando el contenido que cada usuario quiere ver y conducirle hacia lo que realmente le interesa. Este tipo de diseño tiene buena capacidad de respuesta.

 

3.- La tipografía en un espacio compartido: seguro que ya la habéis visto en más de una web. La tipografía o logo de una marca extendida y dividida en dos bloques de imágenes. Es interesante para el contenido y da bastante juego. Cuanto más simple es la letra o el logo, mejor. Por eso la mayoría de las páginas que optan por este tipo de diseño suelen utilizar los colores blanco y negro, con texto grande.

Las tendencias van y vienen de forma fugaz. Concretamente pequeñas modificaciones ayudarán a tu web, sin destruir toda su estética. Sal de tu zona de confort y ponte al día. ¡No lo dudes!