Los pasos y estrategias de publicidad y retargeting que se lo pondrán fácil a tu tienda online este año.

Paso 1: Estudia a tu público

Si te estás planteando pagar para generar tráfico en tu web o en tus redes, es vital conocer qué tipo de impacto estás creando.

De dónde provienen tus visitantes o qué hacen en tu sitio web son sólo dos ejemplos de las numerosas puertas que puede abrir Google Analytics a tu ecommerce. Aunque hay muchas, es una de las herramientas más recomendables para recabar datos que harán centrar y dotar de sentido a tu estrategia online, ¡no lo olvides!

Paso 2: Retargeting

El retargeting, la técnica de marketing online destinada a impactar a usuarios que ya han interactuado previamente con una marca.

Si comienzas por los usuarios que ya han visitado tu web, los resultados serán mejores y la tasa de conversión será mayor. Nada que ver si lo comparamos con el coste por conversión de alguien que nunca ha oído hablar de ti.

Google Adwords o Facebook Ads son dos herramientas básicas a este respecto (en Facebook aparecerá en las noticias, mientras que Google utiliza su red de sitios web de terceros para mostrar sus anuncios de remarketing).

Su rendimiento dependerá en función del tipo de clientes y anuncios que queramos implementar, pero vale la pena darles una oportunidad a ambos y comprobar por uno mismo el rendimiento que presentan.

Paso 3: Google Shopping

Los anuncios de Google Shopping aparecen en los resultados de búsqueda, añaden al típico texto una imagen, el precio del producto y una breve descripción. Opción a tener en cuenta a la hora de formular nuestra estrategia ecommerce.

Su importancia está aumentando a medida que Google le da más peso a los resultados y es un recurso muy útil una vez está en funcionamiento.

Paso 4: Búsqueda de pago

Te preguntarás por qué a pesar de los esfuerzos estés el último de la lista en los resultados de pago. Fácil, por la competencia.

Cada vez resulta más complicado destacar en los anuncios de búsqueda en Google Adwords, por lo cual es necesario un gran conocimiento previo para evitar errores de novato. Si has implementado todo lo anterior tendrás una visión más eficaz y acertada sobre el tráfico de calidad y cómo lograrlo.

Sólo dos claves te separan del éxito de una campaña de búsqueda pagada: utilizar palabras claves rentables (herramientas como Google Keyword Tool será tu mejor aliado) y crear un buen anuncio, que coincida con la intención de compra del usuario.