Existen aplicaciones que nos ayudan a hacer deporte, a llevar una vida saludable, a hacer planes para el fin de semana, o incluso a encontrar pareja.

Si hace años nos hablaran de las app no nos lo podríamos llegar a creer, pensar  que podríamos tener una aplicación que nos facilitasen la vida en cualquiera de sus áreas sería impensable. No nos podríamos hacer a la idea de que tendríamos la oportunidad de descargar programas en nuestros teléfonos inteligentes o tablets que nos guiasen en muchas de las actividades que realizamos a lo largo del día.

App para encontrar los mejores lugares dónde comer, ver conciertos, conocer nuestra salud, qué hábitos de vida debemos seguir, de ayuda para dejar de fumar… Lo cierto es que hoy en día tenemos un gran abanico de posibilidades para elegir. Y, este gran abanico se está introduciendo en nuestras vidas sociales sin darnos cuenta, de manera que ya casi no sabemos vivir sin ellas.

Así, por ejemplo, hace años salíamos al parque, a la discoteca, o en la propia universidad y “ligábamos”, pero hoy en día existen múltiples aplicaciones que nos facilitan esa labor. Todos conocemos a gente soltera que nos habla de esas nuevas aplicaciones que le ayudan a encontrar a otras personas solteras con sus mismas aficiones y que tienen cierta afinidad con ellos. Dos grandes ejemplos son:

Tinder: en esta app podemos crearnos un perfil en el que seleccionamos nuestras preferencias y ella nos ayuda a encontrar a nuestra persona deseada. Así, a través de un radar, nos va mostrando a otros usuarios que se encuentran en nuestra zona y que también desean conocer a alguien. Existe una opción para rechazarlos o aceptarlos y, en el caso de que los dos usuarios hayamos aceptado, nos salta un chat para empezar a charlar.

Happn: similar a la app anterior, pero incide más en la distancia, ya que en este caso no somos nosotros los que seleccionamos la distancia deseada, sino que nos va mostrando a otros usuarios con los que nos cruzamos a menudo.

Si nos desviamos del tema del “ligoteo” encontramos grandes app que nos ayudarán por ejemplo a hacer deporte, como es el caso de Runtastic Pro. En esta aplicación podremos mapear nuestras rutas y monitorizar nuestro entrenamiento. Llevando a cabo un seguimiento de la velocidad que llevamos, la distancia que recorremos, las calorías que quemamos, etc.

Pero no todo va a ser ligar y hacer deporte, así si es fin de semana y todavía no tienes planes, también existe un gran abanico de app que nos facilitarán encontrar el qué hacer. Un buen ejemplo, y además de un chico español, de Castellón, es Fever, una aplicación que ya ha triunfado en New York y Barcelona y empieza a hacerlo en Madrid. Dividida por categorías, te crea una lista personalizada de los eventos que más te pueden gustar en tu ciudad, para ello tiene en cuenta tus gustos e intereses.

En definitiva, nuestra vida se está llenando de aplicaciones que nos ayudan en casi todas las acciones que llevamos a cabo a diario, ya sean en el ámbito laboral como, como hemos podido ver en este artículo, social.