La alegría, el humor o la tristeza son algunas emociones que captan la atención de los consumidores y que nos ayudarán a alcanzar la tan preciada viralidad.

El humor nos ayuda a aumentar nuestra popularidad. Si conseguimos introducir emociones entre nuestros contenidos, mejoraremos los índices de audiencia.

La viralidad, ese bien tan preciado al que todas las marcas aspiramos, pero que muy pocos consiguen alcanzar. ¿Existen realmente unos ingredientes mágicos que nos llevan a conseguirla?. O, por el contrario, ¿es resultado del azar?. La respuesta correcta sería: Ni una cosa ni la otra, sino más bien un punto medio.

Lo cierto es que no existe una receta que nos asegure que nuestros contenidos alcancen un gran volumen de popularidad. Unos ingredientes exactos que nos lleven a que nuestros seguidores los compartan con los suyos y nos hagan llegar a un número mayor de personas. Pero tampoco es cosa de ¿Suerte?. Un contenido no se convierte en viral así porque así. Pero sí hay algunos factores que nos ayudarán a conseguirlo:

1.º El humor: el humor nos hace más accesibles, nos relaja y hace que queramos compartirlo con nuestros amigos. Por eso, si introducimos el humor en nuestras estrategias de contenidos, nos ayudará a conseguir una audiencia más amplia.

2.º La felicidad o la alegría: si conseguimos desprender estos sentimientos, captaremos la atención de nuestros seguidores. Y compartirán nuestros contenidos con los suyos.

3.º Originalidad: mostrar algo novedoso creará asombro entre nuestro público objetivo y se lo mostrará a sus seguidores.

4.º La tristeza: crea un sentimiento contrario a la felicidad, pero también despierta nuestras emociones y capta nuestra atención. Moviliza las emociones y valores más profundos de nuestro público.

5.º El disgusto: los contenidos que muestran injusticias despiertan nuestra ira y hace que queramos compartirla para que todos sean conscientes de lo que ocurre.

6.º Orgullo: si nos sentimos orgullosos de algo, queremos mostrárselo a todo el mundo. Por ejemplo, los anuncios de Gadis juegan con ¿Vivamos como gallegos? y las personas de Galicia se sienten orgullosas de lo que son. Por eso alcanzan esos índices de popularidad.

7.º La incertidumbre o la confusión: son sentimientos que también pueden ayudarnos a alcanzar grandes cuotas de viralidad.

8.º Existen otros múltiples sentimientos o emociones con los que podemos jugar para aumentar nuestra popularidad. Así, entre nuestros contenidos podemos introducir: la sorpresa, el miedo, la excitación, el sentido de pertenencia, etc.

Lo que sí es cierto es que todo lo mencionado anteriormente no nos asegura la viralidad. Incluso, muchas veces, las grandes inversiones o los personajes famosos pasan por encima de estas estrategias que podemos estar meses planeando. Sin embargo cuando no tenemos ninguna de las dos cosas, ¿qué nos queda?. La creatividad.