Hace unos días, el 25 de enero, celebramos el Día del Community Manager, porque como no podía ser menos ¡también tenemos “Día de” desde hace un tiempo!. Ello nos lleva a preguntarnos cuáles son sus cualidades, o qué es lo que un buen community debe tener para lograr que sus marcas y campañas alcancen su objetivo.

Antes de empezar, ¿Quiénes están detrás de los perfiles?

Normalmente suelen ser periodistas, publicistas o comunicadores por excelencia, y por ende, sus rasgos van a coincidir:

  • Es importante estar al día y saber prácticamente de todo. Tener el oído puesto y ser lectores empedernidos de la actualidad diaria es el lema de un buen community.
  • La proactividad: elemento fundamental para dar su punto de vista, siempre objetivo y positivo.
  • Les debe picar la curiosidad por cualquier cosa o suceso para no quedar desfasados. Hay que tener en cuenta que el concepto “tiempo” de un community es mañana. El ayer ya no suscita interés.
  • Debemos ser veloces a la hora de comunicarnos con la gente.

Son los “embajadores de una marca o un servicio”, y para ello deben humanizar y crear un engagement o interacción con su público objetivo a través de sus publicaciones.

Qué se piensa acerca de esta profesión

Porque ¡somos profesionales!. Aunque cada vez hay más personas que se dedican a esta profesión, al ser relativamente nueva, existe gran desconocimiento. Todavía son muchos los communities que tienen que explicar detenidamente a qué se dedican, porque de entrada, aún hay mucha gente que tiene dificultad para entender lo que hacen. Es habitual pensar que porque estamos todo el día en Facebook o Twitter no trabajamos. De eso nada, las redes sociales son nuestras herramientas de gestión y a través de ellas nos comunicamos con nuestros fans y seguidores.

El día a día

1.- Sentir y transmitir verdadera pasión por tu marca o comunidad: Los fans detectarán cuando el community es un verdadero entusiasta de la marca o servicio que está gestionando.

2.- Función de soporte y apoyo a los usuarios y en tiempo real: ya sea a través de la función de moderador de debates o para ayudar a los miembros del perfil, para publicar nuevos posts, o a la hora de responder preguntas frecuentes. El community es la voz de la marca, y cuanto más rápido y efectivo resulte, más éxito y reputación alcanzará.

3.- Capacidad de analítica y métricas: El community es quien más contacto tiene con los perfiles y dispone de una gran cantidad de datos, que son información vital para la dirección de posibles estrategias en función de los datos y resultados que se estén dando en la campaña en cuestión.

4.- La flexibilidad, es fundamental. Además de ser la voz de la comunidad o perfil que gestione, también es la voz de la empresa, y quien establece la estrategia.

5.- 24 horas al día. Algunos ya apuntan a que el community no es una profesión, sino un estilo de vida ¿Por qué no? Seguramente no se equivocan. Nosotros no desconectamos nunca. Para el community no hay festivos, fines de semana, vacaciones o el momento afterwork, porque la interacción con tu marca es las 24 horas del día, y en cualquier momento puede surgir la necesidad de gestionar una crisis por un malentendido, un notición de última hora, o alguna cuestión que pueda surgir en una determinado momento.

Así que ya lo veis. La función del community para vuestra marca o negocio, es vital en los tiempos que corren.