El concepto Internet de las Cosas está revolucionando la forma en que se crea y consume contenido. ¿Cómo prepararnos para afrontar nuevos desafíos en marketing de contenidos? 

Un estudio de IHS afirmó que en 2015 había 15.400 millones de dispositivos conectados, cifra que se estima alcance los 30.700 millones, más del doble en 2020, y llegue hasta los 75.400 millones en 2025.

Según van aumentando las cifras, existen ciertos sectores que pueden beneficiarse de él, entre ellos el marketing online, más concretamente el content marketing o marketing de contenidos. Pon mucha atención a las 5 siguientes tendencias: 

  1. Un nuevo tipo de contenido está surgiendo.

El marketing de contenidos irá mucho más allá de las publicaciones en blogs y redes sociales, alcanzando a aquellos dispositivos que están conectados.

Esto hará plantearse nuevas estrategias y marcar nuevos objetivos. Es por ello que los profesionales del marketing deberán conocer muy bien el funcionamiento y la dinámica de los nuevos dispositivos. Hay que tener en cuenta que está surgiendo cada vez más un nuevo público constantemente conectado, por lo que nacerán nuevas formas de comunicación entre marcas y consumidores. 

  1. Una nueva experiencia de contenido

El contenido exitoso será divulgativo, inspirador, ameno, y lo más importante, único. El aumento del IoT pone de relieve una nueva necesidad que hará que los marketers se centren más en la experiencia.

El marketing experiencial no es de ahora, lleva tiempo, y se irá convirtiendo cada vez más en una alternativa para aumentar la participación del público.

En un mundo constantemente conectado es vital conocer los hábitos de la audiencia y ofrecer las mejores experiencias.

Por ejemplo, la app Nike +, a través del dispositivo Apple Watch Nike +, que permite compartir la evolución y experiencia de entrenamiento de los usuarios con la comunidad, a través de Nike + Run Club

Fuente: www.nike.com
  1. Contenido basado en datos

El contenido en Internet de las Cosas debe aprovechar los datos para crear experiencias personalizadas atractivas y útiles para los consumidores. El contenido será más personalizado. Por ejemplo, neveras inteligentes que detecten lo que más se consume o menos, o Smartwatches que recogen los hábitos diarios.

El análisis de estos datos se convertirá en uno de los desafíos y habilidades de los profesionales para crear contenido que atrape.

  1. Contenido Contextual

Internet de las Cosas brindará nuevas vías de comunicación entre una marca y sus consumidores, y la clave está en evaluar y analizar cómo aplicarlo a nuevos contenidos.

El contenido deberá adaptarse al propio contexto del dispositivo en sí y sus características (por ejemplo, si es móvil, o el dispositivo está fijo).

Será más fácil automatizar las conversaciones o preguntas frecuentes con los servicios de atención al cliente, construyendo relaciones más estrechas entre consumidor y marca.

  1. Crear contenido basado en la ubicación

El aumento de IoT prevé un crecimiento de datos pensando en la ubicación de los usuarios que están conectados a sus dispositivos independientemente donde se encuentren.

Este tipo de contenido aumentará probablemente el engagement, la lealtad y las ventas.