Instagram eliminará los seguidores considerados “falsos”, algo que supone una buena noticia para los anunciantes y un quebradero de cabeza para algunos ‘supuestos influencers’.

La compra de seguidores es algo que ocurre de forma frecuente. De ahí que Instagram se haya propuesto de forma firme luchar contra las aplicaciones y herramientas que permiten seguir usuarios de forma automática y masiva con el objetivo de aumentar su audiencia.

La red social más visual ha lanzado una nueva medida que cambiará el negocio de la publicidad.

Instagram y su nuevo sistema de verificación de cuentas falsas ¿En qué consiste?

El sistema de verificación para eliminar seguidores falsos de Instagram está basado en el aprendizaje automático. Es un sistema que detecta de forma automática las cuentas spam que utilizan aplicaciones para seguimiento masivo.

Una vez las identifique, les enviará un mensaje de aviso informando que ha eliminado todos los likes, seguimientos e interacciones no llevados con su cuenta directamente a otros usuarios, y limitará el acceso de ciertas funciones para dichos usuarios de la plataforma.

Por lo que a partir de ahora, si se puede comprobar que ha habido en una cuenta una caída importante de seguidores, será debido a que son seguidores falsos.

Medir el impacto de las campañas de Instagram

A la hora de medir el impacto que tendrá una campaña en Instagram, se suelen analizar principalmente dos factores:

  • Número de seguidores
  • Nivel de interacción

La interacción es más difícil de manipular, por lo tanto estas estrategias se centran en los seguidores falsos.

Algunas de las técnicas más comunes se centran en dejar comentarios en otros perfiles para conseguir visibilidad o en seguir masivamente a otros usuarios para conseguir que un porcentaje les siga de vuelta y aumentar así sus cifras.

Se buscan seguidores y engagement de calidad

Esta nueva medida busca que Instagram sea una red social donde haya más seguidores y engagement de calidad. Las cifras infladas a base de seguidores falsos e interacciones falsas provocan que el nivel de confianza a la hora de hacer acciones publicitarias disminuya.

Teniendo esto en cuenta, las medidas que Instagram va a tomar, posiblemente vayan a influir de manera muy positiva en el aspecto publicitario de la red social.

Quebradero de cabeza para algunas empresas e influencers

Existen agencias que, erróneamente, se basan exclusivamente en el número de usuarios de las cuentas a la hora de elegir perfiles para campañas. Se debe tener en cuenta si el perfil encaja y si tiene seguidores activos y un buen nivel de engagement.

A su vez, muchos perfiles que se beneficiaban de los seguidores falsos para inflar los precios de las campañas se verán perjudicados tras la aplicación de esta medida.

Esto supone sin duda una buena noticia, ya que Instagram será más transparente y los anunciantes tendrán más información a la hora de invertir en campañas. Además, aquellos perfiles que hayan construido una comunidad de manera honesta se verán beneficiados.

No son los únicos cambios que se avecinan

Los usuarios están siendo los protagonistas del otro cambio relevante que está modificando la realidad de Instagram: el vídeo. El vídeo cada vez genera más engagement que las imágenes, hasta un 21% más.

De ahí que las marcas se vean obligadas a adaptarse a esta transición si quieren generar más engagement. El vídeo sigue creciendo en otras plataformas como Facebook y en las estrategias de redes sociales a nivel general.