Se trata de englobar acciones de marketing offline y online. Con este tipo de estrategias englobamos a una mayor audiencia.

Hace unos años, la mayoría de los vendedores nos centrábamos en un área del marketing y sobresalíamos en ella; sin embargo, las cosas han cambiado y ha nacido el Hybrid Marketer. Un “hibrido” en el que integramos los nuevos canales de comercialización con los viejos, creando una única estrategia global.

En la actualidad, los vendedores debemos tener habilidades en distintos sectores del marketing, tanto online como offline, y si no, rodearnos de distintos expertos. Así, las empresas que hacen estrategias de Hybrid Marketer son las que integran acciones de marketing offline con acciones de marketing online, como las siguientes:

– Content Marketing/Social Media Marketing: Crear estrategias de contenidos de calidad, dirigidos al público objetivo de la marca, y campañas en las redes sociales son imprescindibles en el Hybrid Marketer

– Email Marketing: Continúa teniendo una gran importancia para las marcas

– Marketing Móvil: Los dispositivos móviles ganan adeptos entre los consumidores, por lo que tendremos que adaptar nuestras estrategias a ellos

– Street Marketing: Podemos unir el marketing offline con el online, pues realizaremos acciones en la calle y compartiremos las imágenes en las redes sociales

– Flyers: Los carteles de toda la vida anunciando nuestra empresa o alguna promoción tienen su hueco

– Mensajería: Lo mismo ocurre con los mensajes promocionales de toda la vida

– Promociones en el punto de venta/ atención al cliente: Se convierten en dos factores imprescindibles para atraer y fidelizar a los clientes

Principales beneficios para las marcas

Múltiples son los beneficios que el Hybrid Marketer puede traer a nuestras marcas, pero entre todos destacamos:

– Mezcla de acciones: El hecho de que se lleven a cabo varios tipos de acciones nos beneficiará en dos sentidos. Por una parte, porque podemos atraer a un mayor público objetivo y, por la otra, porque nuestra oferta será más variada y no pecaremos de repetitivos.

– Para todos los gustos: Si nos centramos únicamente en el marketing online, nos estaremos perdiendo un público de mayor edad y menos habituado a las nuevas tecnologías. Y si nos centramos en el offline, nos ocurrirá lo mismo con los más jóvenes. Así, con un mix de los dos conseguiremos llegar a todos.

– Engagement: Se trata de conseguir una relación más estrecha con nuestros clientes, por lo que si mezclamos todos los tipos de acciones, lo conseguiremos más fácilmente.

En definitiva, el Hybrid Marketer consiste en realizar acciones tanto de marketing offline, más tradicionales, como las novedosas estrategias de marketing online: aunar los medios más antiguos con las últimas tecnologías.