Si queremos mejorar las tasas de conversión en el ecommerce, tendremos que planificar las acciones de Marketing Online y no olvidarnos del público objetivo.

Las colaboraciones con otras empresas pueden ayudarnos a aumentar nuestra visibilidad. Si no tenemos un elemento diferenciador no conseguiremos captar a los clientes.

A lo largo del pasado año 2013, el comercio online en España aumentó, llegando a cerca de 11 millones las personas que realizaron algún tipo de compra a través de la web (un 31,5 % de la población total). Números muy prometedores para el ecommerce.

Sin embargo, muchas empresas no planifican sus estrategias en los sitios ecommerce con antelación. Por eso, caen en graves errores, como los que comentamos a continuación:

1.º Olvidar el SEO: el posicionamiento orgánico es una parte fundamental para los sitios de ecommerce. Ya que si queremos vender, primero tendremos que atraer el tráfico hacia nuestras tiendas online.

2.º No buscar colaboraciones: por uno mismo resulta muy complicado atraer a los consumidores, sobre todo al principio, cuando todavía no somos muy conocidos. Por eso, las colaboraciones con periódicos online, o con otras plataformas de ofertas pueden ayudarnos a generar una audiencia y a aumentar nuestra popularidad.

3.º Tener muchos costes fijos: en el caso del ecommerce conviene que tengamos pocos costes fijos para permitir que los variables aumenten un poco. Es decir, tendremos que tener poco stock de producto, pocos costes de alquileres, de energía, etc.

4.º Olvidarnos de los intermediarios: muchas veces centramos nuestras estrategias de marketing online única y exclusivamente en los consumidores finales. Y nos olvidamos de que los intermediarios pueden servirnos de gran ayuda. Por ejemplo, si conseguimos vender parte de nuestra producción a un intermediario, a una empresa más grande, o, incluso a la competencia pueden mejorar en gran medida nuestros beneficios. Por eso, debemos orientar alguna acción de marketing hacia este tipo de público.

5.º No tener un elemento diferenciador: debemos tener cuidado con el tema de los precios. Como sabemos, la elasticidad de los consumidores a los precios es muy grande en la actualidad. Por eso, si basamos nuestra estrategia en precios bajos, cualquiera puede desbancarnos en cualquier momento. Así, debemos buscar algún elemento que nos diferencie de la competencia: la calidad, el servicio al cliente, etc.

6.º No realizar estrategias de Content Marketing: al igual que ocurre con los sitios web, las acciones con contenidos nos ayudarán a captar clientes.

7.º Errar en las acciones de Social Media: las redes sociales son una fantástica herramienta para atraer tráfico hacia nuestros sitios de ecommerce, por eso debemos aprovechar las acciones en ellas.

8.º Olvidarnos de nuestro público objetivo: si nos centramos demasiado en nuestro producto o servicio y en sus características y beneficios y nos olvidamos del cliente, estaremos perdiendo una gran oportunidad.

En definitiva, si lo que queremos es mantener nuestras tiendas online, tendremos que evitar caer en estos errores. De lo contrario, iremos directos al fracaso.