Dentro y fuera de las redes sociales, cada vez se hace más complicado para las marcas y empresas conseguir y aumentar engagement. Sin embargo, no es algo imposible. Siempre hay soluciones, que a continuación y a través de la realidad existente trataremos de explicar para incrementar nuestra audiencia.

Impresiones VS ROI

 En 2015 según Forrester, las plataformas mejor posicionadas por número de publicaciones fueron:

  • Twitter con una media de 18,3 por semana.
  • Facebook con una media de 6,5
  • Seguido de Instagram con una media de 4,9

Esta cifra revela un pequeño descenso de las dos principales redes, frente a Instagram que subió de un 3,5 de 2015, hasta casi un 5% al año siguiente. A primera vista, parece que todas las plataformas han ido aumentando. Pero profundizando un poco más, Forrester se dio cuenta que el engagement no estaba aquí, ya que al medirse las interacciones del usuario con el porcentaje de seguidores o fans de una marca, resultó que el número de seguidores, en el caso de Instagram, se vio reducido a casi la mitad.

Otro de los factores fue el engagement de Twitter, que cayó, y el de Facebook subió. ¿A qué se pudo deber? Sin duda a los anuncios de pago.

Por tanto hay dos factores que han influido de forma directa en esta caída del engagement:

  • El alcance orgánico ha caído porque las plataformas casi de forma obligada, presionan y obligan a las marcas a pasar por caja.
  • Otra de las circunstancias es la saturación que están sufriendo los usuarios con un aluvión y tanta oferta de contenido. Ha aumentado considerablemente en todas las plataformas pero sin embargo la participación ha disminuido.

A estas circunstancias hay que añadir el aluvión y subida de otras redes como Instagram, Snapchat, Periscope o incluso Pinterest, sin olvidarnos de WhatsApp que aunque no es una red social, atrapa a millones de usuarios.

¿Existe cierto apalancamiento desde 2012?

Desde hace aproximadamente cuatro años, con la verdadera revolución de las redes sociales, las empresas necesitaban asesoramiento sobre como aparecer y su presencia en Facebook o Twitter. A día de hoy ya tienen claro que deben estar. Sin embargo, siguen empeñadas en ver resultados con el incremento de nuevos seguidores o fans, y el número de me gusta, cuando en realidad el alcance verdadero no está aquí.

Está claro, las redes sociales son importantes, pero ahora más que nunca deben ir acompañadas de una estrategia global junto a otras plataformas y nuevas tendencias para generar y valorar el engagement.

Otras plataformas en auge como Instagram o ponerse al día en vídeo marketing, los gifs o introducir tu estrategia a través de otras plataformas emergentes como Snapchat, cuenta. También los blogs y otras nuevas plataformas de mensajería en lugar del tradicional correo electrónico.

Como aumentar nuestro engagement

Además de las 3 grandes redes sociales, actualmente existen muchas más alternativas. Cada cliente, marca o línea de negocio necesita su propia estrategia. Se estima que dentro de cinco años habrá muchísimas más, teniendo en cuenta el gran avance tecnológico de los weareables, Internet de las Cosas, y la nueva realidad virtual.

Estos canales empezarán a utilizarse no por todos, sino que cada usuario utilizará el que más le vaya. El quid de la cuestión es la creación de comunidades y relaciones. Y ¿cómo adaptar nuestra estrategia y aumentar nuestro engagement?

  • Adaptándonos a nuestra comunidad y no esperando pasivamente su participación, tratando que sean ellos quienes se adapten a nosotros.
  • Interactuar con nuestra comunidad.
  • Aportar valor añadido. Los contenidos, menos, pero de mejor calidad y acorde a los intereses de nuestra audiencia.