El priming está relacionado con nuestro subconsciente. Provoca que asociemos estímulos concretos con conceptos relacionados entre sí.

Por norma general, las clínicas médicas o dentales tienen colores muy suaves, como el blanco o el azul claro. Esto no se debe únicamente a una elección estética. Ese tipo de colores nos provoca una tranquilidad idónea para un establecimiento como una clínica médica o dental.

Eso es el priming, las personas son capaces de memorizar sensaciones, olores, sonidos…Se suele asociar la memoria a hechos o a palabras concretas y se olvida toda la parte que permite a las personas relacionar diferentes estímulos con hechos concretos.

Existen diferentes tipos de priming, de entre los cuales los tres principales son los siguientes:

  • Priming conceptual: cuando se obtiene un estímulo, es más común relacionarlo con un concepto de su misma categoría. Si nos hablan de mesas, pensaremos en sillas.
  • Priming positivo: si una persona está expuesta a un estímulo, es más probable que se provoque una respuesta concreta a un segundo estímulo. Por ejemplo, cuando una persona huele comida, es más probable que reaccione comprando comida cuando se le presente la oportunidad de hacerlo. En ese caso el primer estímulo sería el olor y el segundo la opción de comprar.
  • Priming amable: al estar expuesto a un estímulo o acto amable, todo en el entorno de esa persona tomará una connotación más positiva. La amabilidad activa los recuerdos y pensamientos positivos que se encuentran en nuestra memoria.

Los consumidores y el priming

En este contexto, es bastante fácil intuir que el marketing tiene una oportunidad que debe aprovechar. Esta herramienta no sirve únicamente para incentivar el proceso de compra, sino que también se utiliza para cambiar la percepción del consumidor sobre un negocio.

Un ejemplo claro es el cambio de los establecimientos McDonald’s, que han pasado de su característicos colores rojo y amarillo al verde y madera. Detrás de ese cambio se esconde la estrategia de dar una imagen más sana y comprometida con el medio ambiente.

Aplicación en el marketing digital

Los ecommerce tienen un margen muy amplio de cara a aplicar esta técnica. De mano de la creatividad, sus diferentes usos pueden ser infinitos. En el caso de las webs, el priming visual será la apuesta más segura de cara a incentivar sus ventas.

Estas son las mejores maneras de aplicar esta herramienta en un ecommerce:

  • Priming asociativo: un ejemplo claro es el carrito de los ecommerce, que buscan simular la experiencia de compra tradicional. Algunas webs han evolucionado y ahora muestran una bolsa, sobre todo en aquellos casos donde no hay carritos en sus establecimientos físicos (ropa, tecnología…).
  • El proceso de compra crea una sensación de bienestar en el comprador. Teniendo esto en cuenta, a la hora de añadir imágenes en las que aparecen personas, es importante que se presenten de manera positiva y feliz.
  • Vigilar la presencia del priming negativo. De manera inconsciente, se puede estar mandando un mensaje positivo, pero también un mensaje negativo. Un ejemplo claro es ofrecer a un consumidor suscribirse a una newsletter, prometiendo no enviar spam. Pese a ser algo positivo, incluir la palabra spam ya manda un mensaje negativo, puesto que su presencia en internet resulta muy molesta.