Más allá de un logo con un diseño impresionante capaz de llamar la atención a cualquiera, una buena marca incrementa el valor de una empresa, motivando a los directivos y empleados, y haciendo que la tarea de captar y fichar nuevos clientes sea más fácil.

Entonces ¿Qué es exactamente una marca? Nuestra respuesta: LO ES TODO.

La marca representa la imagen que tiene un cliente de nuestro negocio, la reputación, publicidad, y como no, el logo que nos identifica. Cuando todos estos factores funcionan, la marca global también.

Bajo esta premisa, vamos a echar un vistazo a los aspectos o razones por las que una marca potente es vital y determinante para alcanzar el éxito en nuestro pequeño negocio:

1.- Mejora el reconocimiento de marca. Uno de los elementos principales es a través del logo. Pensemos en lo fácil que resulta identificar en nuestra mente la “M” dorada de McDonalds, o el de Starbucks, donde predomina el color verde. El diseño ha de ser simple pero lo suficientemente llamativo, memorable y potente como para que no se nos olvide, y transmita la imagen deseada por nuestra empresa.

2.- El branding genera confianza. Un aspecto básico de profesionalidad se basa en la credibilidad y la confianza. Las personas son más propensas a consumir o contratar en un negocio que transmite confianza y legitimidad.

3.- El branding soporta publicidad. La publicidad es un factor más de la marca en sí. Sea por el medio elegido como por los anuncios que construyen la misma. Pocas acciones publicitarias conllevan el riesgo de que nuestra marca tenga poca capacidad de expansión. Una gran impresión demasiado amplia de publicidad, por el contrario no sería capaz de crear una impresión que defina la imagen de nuestro negocio.

4.- El branding aporta valor monetario. Las empresas que cotizan públicamente en bolsa son valoradas en función de su cotización. Gran parte de este valor se debe a su imagen de marca. Una marca fuerte sin duda genera garantía de expansión y futuro.

5.- El branding inspira a los empleados. Muchos trabajadores necesitan algo más que el trabajo para estar motivados. Cuando nuestro equipo entiende su misión y razón de ser, es más probable que se sientan orgullosos de la función que cumplen dentro de la empresa, y de los objetivos que tienen que llevar a cabo para lograr sus objetivos.

6.- El branding genera nuevos clientes. Una marca potente permitirá a tu empresa seguir generando negocio. ¿Serías capaz de decirle a tu amigo cuáles son los nuevos zapatos que te has comprado si no recuerdas su marca? Como fuente de publicidad altamente rentable, las palabras de referencia que utilices serán decisivas.

En definitiva, da igual si eres pequeño o grande. En cualquier caso, tu marca y su potencial será determinante para alcanzar tu liderazgo.