No nos podemos hacer una idea de lo importante que son los colores en Social Media. Hasta el punto de captar más o menos la atención del consumidor por una marca, o sobre cómo los usuarios perciben un determinado mensaje en el que una imagen es protagonista.

Si no que se lo digan al famoso post del vestido #theDress, donde nadie podía afirmar con total certeza si era blanco y oro, o negro y azul. Una ilusión óptica fue la que provocó tal polémica. La explicación científica insistió en que los colores no existen sino que son puras percepciones subjetivas de los observadores. En este caso, la iluminación lo era todo, y no a todas las personas nos llegan las imágenes de la misma forma. Hay un sinfín de variaciones que hacen que nuestra retina detecte las cosas de un color u otro, dependiendo de lo que nuestro cerebro haya aprendido a lo largo de la vida.

¿Qué podría haber sucedido si el vestido hubiera sido rojo, violeta o rosa? Seguramente no hubiera pasado nada, o al menos la repercusión no hubiera causado ni mucho menos el mismo revuelo.

Lo que sí está claro, según se desprende de un estudio publicado en la revista PLOS ONE es que el rojo, el violeta y el rosa son los colores más compartidos en redes sociales. Los investigadores se han centrado en Pinterest, afirmando que los posts cuyos colores destacados pertenecen a esta gama, tienden a ser más populares, en la medida en que las redes sociales dependen más de ellos para obtener un mayor o menor éxito.

El test se ha desarrollado mediante un rastreador web que analizó un millón de fotos dentro de la plataforma donde la imagen es protagonista por antonomasia, y no sólo centrándose en aquellos pines más populares, sino que la búsqueda se escogió al azar. También se llevó a cabo durante un largo periodo de tiempo para no caer en la tentación de aquellos momentos puntuales donde la interacción es menor. Se analizó cada imagen píxel a píxel utilizando el sistema de color Munsell para determinar el color dominante.

El resultado revela que estos colores cálidos y emocionantes animan más a compartir y hacer más virales los contenidos, en detrimento del azul, el verde, el amarillo o el negro, que consiguen una menor difusión.

Pero tengamos en cuenta que estos datos, aun siendo ciertos, pueden ser poco objetivos. Nos preguntamos por ejemplo qué resultados nos aportaría un estudio llevado a cabo en Tumblr. Seguramente podía haber sido muy diferente.

También insisten sus autores en que sólo se han tenido en cuenta los datos cuantitativos y no cualitativos. Quizá las galletas y cakes de tonalidades rosas o sobre bocas bermellón, son sin duda irresistibles para pinear. O puede por ejemplo que el morado esté dentro de las últimas tendencias en decoración. Datos que sin duda se escapan del informe.

Tras leer este post, y con los datos del análisis, no cabe duda, seguramente te fijes más: ¿Qué tonalidades predominan en el contenido visual que compartes? Se admiten sugerencias.