En sólo una década el modelo de negocio tradicional ha cambiado estrepitosamente. Ahora lo que el cliente reclama, es comprar sin tener que acudir personalmente a una tienda física. Desde hace tiempo, ya pueden hacerlo cómodamente desde el sofá de su casa, e, incluso, a través de su smartphone o tablet.

El llamado comercio electrónico no sólo es un gran alivio para todo aquel que necesite encontrar cualquier cosa difícil de conseguir en su localidad o país, también supone nuevas posibilidades para pymes que necesitan sacar su stock, a pesar del entorno altamente competitivo.

El E-Commerce crecerá en España un 13,4 %

Los datos son claros: como podemos leer en El País, el comercio electrónico en España crecerá un 13,4 %, con una facturación cercana a los 12.383 millones de euros. Así lo pone de manifiesto el estudio anual sobre comercio electrónico B2C 2012. El estudio va más allá y sitúa la cifra de gasto medio por internauta en 816 euros. También revela, que negocios online relacionados con el turismo y reservas de alojamiento seguirán liderando el sector, pero crecerán la venta de entradas para espectáculos, ropa, libros, y servicios de Internet.

Ante este panorama que se dibuja, nadie duda ya que todo aquel que tenga una empresa de venta de productos necesita disponer de una tienda virtual intuitiva y vistosa para venderlos fácil y rápidamente. Las ventajas son claras: Se amplía el negocio a otras zonas geográficas, es un interesante canal de venta en tan sólo un clic, sin horarios y, sobre todo, permite reducir costes al no tener que utilizar una sede física.

Consejos para aprovechar el “tirón” del ecommerce

Con el auge del ecommerce llega una era de marketing más centrada aún en el cliente. No sólo basta con ofrecer un producto de calidad, sino de la fidelización de los clientes. Para ello, he aquí cinco importantes consejos que hay que aprovechar una vez hayas puesto en marcha tu tienda online:

1. Actualiza tu tienda virtual de manera constante con imágenes nuevas.

2. Actualiza los textos, sobre todo las descripciones de los productos. Añadir opiniones positivas en cada uno de ellos es también una buena idea.

3. Incluye un blog en tu tienda online donde podrás insertar contenidos, vídeos y explicaciones con mucha más profundidad. No olvides tampoco incluirte en el movimiento Mobile Commerce.

4. Recuerda ir lanzando puntualmente novedades y oportunidades para los consumidores.

5. SEO, SEO y más SEO. Posicionar tu tienda debe de ser una prioridad. Piensa que así tus futuros clientes te verán a ti antes que a la competencia y venderás mucho más.