En una agencia de e-marketing suele pasar. Tus clientes tienen una idea de lo que quieren para su web, pero en la práctica se dan cuenta que deben escuchar y confiar en su equipo de desarrollo experto que va a llevar el proyecto ¿Cómo debes empezar a crear un prototipo web? A continuación te contamos unos consejos para que el proceso sea efectivo.

El prototipo es una representación interactiva de un sitio web. No es necesario que todo esté estructurado de forma definitiva. Pero sí debes conocer y tener presentes los elementos clave para mostrar el funcionamiento a tus clientes.

Lo primero de todo, conocer a tu público

1. Audiencia directa: La gente involucrada en el proyecto: clientes, compañeros de trabajo e interesados

Al igual que con cualquier otro producto, no se deben agregar las funcionalidades que nuestro cliente desea, sino en saber comunicarte a través de funciones. Centrarse en lo que el público quiere y necesita saber es la clave.

2. El público: la audiencia final de la web

Conoce el público que va a utilizar tu web. Documéntate mirando los diferentes sitios web que visitan los usuarios a los que te diriges. Pregúntate qué características y funcionalidades hacen que tengan éxito. Por otra parte, pregúntate también cómo mejorar aquellas carencias que puedan tener para incluirlas en tu prototipo.

Una vez que conozcas los hábitos del consumidor, puedes consultarles sobre las expectativas del prototipo. ¿Qué esperan encontrar? ¿Qué quieren conseguir? ¿Qué usabilidad quieren que tenga?

Ha llegado la hora de empezar a trabajar el prototipo

1. Ya puedes empezar a trabajar con HTML y CSS

Antes de presentar el proyecto, debes trabajar el código. Un prototipo a través de código te ahorrará tiempo y molestias. No es fácil trabajar con todas las pantallas abiertas a la vez. Un prototipo de HTML y CSS ofrece facilidades a la hora de demostrar cómo se verá tu sitio web y te ayudará a trabajar en diferentes dispositivos.

Esto simplifica el proceso de diseño. La razón clave es la facilidad con la que puedes compartir el enlace en vez de enviar múltiples archivos de Photoshop.

2. Trabaja con contenido real

Utiliza elementos definitivos. No es necesario que sea el contenido final, pero sí bastante aproximado al definitivo.

El Lorem Ipsum sirve para llenar huecos, pero si tienes el contenido real, utilízalo. Incluso si estás con el primer borrador.  Procura que haya suficiente contenido para aportar una idea aproximada de lo que trata la página y el flujo de información.

Ahora es imprescindible. Piensa en el responsive

No lo olvides. El diseño móvil te ayudará a eliminar elementos innecesarios y repetitivos. Te servirá para limpiar tu diseño web.

También recuerda incluir microinteracciones, animaciones y otros elementos dinámicos para que la experiencia móvil sea más dinámica.

Y lo más importante, no te olvides de probar cómo queda finalmente el diseño móvil para no llevarte sorpresas de última hora.