Los Tweets con menos de tres hashtags consiguen un 21% más de implicación. En Instagram, las actualizaciones que más interacción alcanzan son las que tienen 11 o más hashtags.

En los últimos tiempos vemos que la mayoría de los posts en las redes sociales llevan insertado algún hashtag. Esta nueva tendencia se ha puesto de moda debido a sus múltiples beneficios, ya que, además de interconectar con otros usuarios interesados en la materia, nos ayuda a encontrar tendencias.

Sin embargo, algunas marcas caen en graves errores a la hora de crear sus hashtags: ya sea por hacer uso de tendencias sin relación con lo que se habla, o por usar un número demasiado elevado, o por quedarse cortos.

Por ello, en este artículo queremos ofreceros algunos consejos para escribir un buen hashtag:

1.º Utilizar solo temas relevantes:

En ocasiones nos volvemos locos escribiendo hashtags para cualquier término, pretendiendo acaparar demasiado mercado, pero no nos damos cuenta de que lo único que conseguiremos es cansar a los usuarios.

2.º No limitarse al final del mensaje:

Los hashtags pueden usarse en cualquier parte del mensaje, no debemos dejarlos siempre para el final, como mucha gente acostumbra a hacer. A veces, incluso tiene más lógica insertarlos en el medio de los mensajes, ya que de esta manera no son ajenos a la oración. Pongamos un ejemplo: “Consejos para escribir un buen #Hashtag en #Twitter [URL del post]”, en vez de “Consejos para escribir un buen hashtag en Twitter [URL del post] #hashtag #hashtags #twitter #consejos”

3.º Diferenciar las palabras:

Cuando usamos hashtags que contengan más de una palabra, debemos escribir mayúsculas y minúsculas. Por ejemplo: “Estrategias de #EmailMarketing”. En caso contrario, resulta ilegible para la audiencia.

4.º Usar el número adecuado:

En este punto tendremos que diferenciar según la red social de las que hablemos:

Cuando hablamos de Twitter, es cierto que usar hashtags genera el doble de engagement (según la infografía realizada por Digital Marketing Trends), sin embargo, no debemos excedernos con el número, ya que, por ejemplo, los tweets con menos de tres hashtags consiguen un 21 % más de reacción.

En Instagram, por su parte, los comportamientos se ven modificados. Así, en esta red social, el número, cuanto más grande mejor, ya que las actualizaciones que más interacción alcanzan son las que tienen 11 o más hashtags. Mientras que en Facebook ocurre el efecto contrario, ya que demasiados alcanzan menor número de interacciones

En Google+, los hashtags se convierten en grandes oportunidades, ya que utilizarlos multiplica por dos la oportunidad de que nos encuentren tanto en la red social como en los resultados de búsqueda de Google.com. De todas formas, en este caso (al igual que Twitter), no conviene utilizarlos en exceso.

En definitiva, queda demostrado que el uso de los hashtags beneficia a nuestras marcas en las redes sociales, pero es importante saber hacer un buen uso de ellos. Ya que, de lo contrario, podemos caer en un grave error y generar el efecto contrario al buscado.