Las palabras o frases negativas llevarán a que nuestro mensaje transmita una sensación de pesimismo. Por otra parte, el hecho de ser poco explícitos o el uso de palabras trampa dificultarán la comprensión por parte del receptor.

Tenemos que evitar usar palabras negativas. Las frases en tono negativo transmiten un mensaje de pesimismo.

Las estrategias de email marketing continúan teniendo gran protagonismo entre las marcas, y no es de extrañar, gracias a los grandes resultados que alcanzan. Ahora bien, lo cierto es que resulta complicado planificar y preparar una campaña óptima con la que dirigirnos a nuestro público objetivo, ya que tendremos que enviar el mejor mensaje y de la mejor manera posible. Y esto a veces se ve truncado por malas interpretaciones por parte del receptor.

Confusiones en el tono del mensaje, en la finalidad, múltiples son los errores en los que podemos caer. Por esto, en este artículo queremos mostraros algunos de los contenidos que debéis evitar en vuestros correos si no queréis que se puedan malinterpretar:

1. Evitar palabras negativas:

Las palabras negativas como no, ni o tampoco, pueden llevarnos a interpretar el mensaje como algo negativo, lo que hará que dejemos de leerlo y la tasa de clics se reduzcan. Por eso, tendremos que buscar otras palabras positivas que nos lleven a decir lo mismo, sobre todo en el caso de los títulos o el asunto, que es donde los receptores reciben la primera impresión.

2. Evitar frases negativas:

En relación con el anterior punto, las frases negativas se relacionan con el pesimismo, así que debemos darles la vuelta a nuestros mensajes para que resulten optimistas y muestren buenas vibraciones. Por ejemplo, cambiar “Por desgracia no existen productos milagro, pero nosotros te ofrecemos la mejor solución” por “Te ofrecemos la mejor solución a tus problemas, confía en nuestra marca”.

3. Palabras prohibidas:

Existe un gran número de palabras que envían vibraciones negativas y que debemos evitar si queremos alcanzar grandes resultados con nuestras campañas de email marketing, como son: daños, no, error, fallar, problema, no puede, desgracia, nunca o incapacidad.

4. Ser poco explícitos:

En ocasiones, por afán de resumir, enviamos mensajes poco explícitos dando por hecho que nuestros receptores los van a entender. Pero nada más lejos de la realidad, ya que puede fallar el contexto y llevar a malas interpretaciones. Así que, en caso de duda, tendremos que optar por ser lo más explícitos posible.

En conclusión, vemos que estamos ante sencillos factores que pueden modificar por completo el sentido de nuestros mensajes. Así que, si queremos ser comprendidos correctamente y mejorar los resultados de nuestras campañas, tendremos que tener especial cuidado de no caer en estos errores.