Tendremos que conocer a nuestro público objetivo y cómo realiza sus búsquedas. Si respetamos las directrices de los buscadores, tendremos mucho camino recorrido.

Si buscamos la definición genérica de la palabra SEO, podríamos definirlo como “optimización de contenidos para los buscadores de Internet”, pero seamos claros, va mucho más allá. El SEO orgánico, en este año 2015, busca dirigir tráfico hacia las páginas web de las marcas desde los motores de búsqueda, ya sea desde Google, Yadex, Bing, etc.

Por lo tanto, si queremos mejorar nuestro SEO, tendremos que comprender la manera en que los usuarios realizan sus búsquedas, así como el funcionamiento de los algoritmos de los distintos buscadores. Se trata, pues, de ponernos en la piel de los usuarios y de los motores de búsqueda.

Ahora bien, ¿cómo lo conseguimos? A continuación se dan algunos consejos:

  1. Debemos planificar unos objetivos en cada una de nuestras estrategias de marketing y trabajar siguiendo sus parámetros.
  2. Conocer a nuestro público objetivo: Qué le gusta, cuáles son sus intereses y sus preferencias, y buscar ofrecérselos. De esta manera, conseguiremos compartir contenidos de calidad y que le aporten un valor añadido, que tenga la necesidad de estos contenidos, o muestre interés en visitarnos y que sus visitas sean largas.
  3. Conocer las búsquedas: En relación con el punto anterior, debemos tratar de conocer la manera en que nuestro público objetivo busca los productos o servicios, qué palabras clave utiliza, qué terminología usa, si le da importancia o no al área geográfica, etc. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de crear nuestros contenidos.
  4. Cuidado con el Linkbuilding: En los últimos tiempos, los motores de búsqueda, sobre todo Google, están castigando este tipo de acción. En la posición contraria se encuentra el Backlink natural, cuando estos enlaces enriquecen los contenidos y son puramente orgánicos. No se trata de que busquemos un simple intercambio por interés o monetario.
  5. Conocer las directrices de los buscadores: Si queremos que Google, Yadex, Bing, etc., nos valoren y nos posicionen muy arriba en el ranking, tendremos que conocer sus directrices y sus últimas novedades, y cumplirlas.
  6. Marketing geográfico: En los últimos cambios de algoritmo, algunos de los buscadores buscan facilitar cada vez más la experiencia a los usuarios, por eso comienzan a darle una mayor importancia a la situación geográfica. Así, si tenemos un negocio con una posición física, debemos tenerlo en cuenta a la hora de definir las keywords que vamos a utilizar.

En definitiva, se trata de cumplir una serie de requisitos interpuestos por los motores de búsqueda, que al fin y al cabo, solo buscan mejorar la experiencia de los usuarios. Por lo tanto, tendremos que conocer a estos últimos y ofrecerles lo que necesitan.