Adquieres una cuenta CPC, es una muy buena forma de anunciarte y tienes grandes planes. Pero luego te encuentras con la realidad. No te llega el presupuesto para tu campaña. Ha llegado el momento de demostrar lo que vales. ¿Cómo hacer una campaña de Coste por Clic con un presupuesto ajustado? Te lo contamos.

  • Puja directamente por tu marca

Si no tienes una presencia orgánica y tus clics sin marca son altos, debes utilizar en la puja el nombre de tu marca para crear notoriedad.

Estos clics son más baratos y evitan que tu competencia te venza en tu propio terreno: el de tu identidad corporativa.

  • Utiliza la Red de Display de Google

Cuando se hace bien, es una opción perfecta para impactar a los usuarios a medida que navegan. Esta es sin duda la mejor herramienta para dirigir el tráfico de las pequeñas y medianas empresas. Los tipos de anuncios van desde lo más común como el texto, a lo más dinámico como la imagen, el vídeo y los medios interactivos.

También tiene la ventaja de ser menos competitiva que la red de búsqueda de Google. Puedes obtener buenos resultados si excluyes aquellos sitios el tráfico no interesante para tu marca.

  • Utiliza el remarketing para captar a tu público objetivo

El remarketing es una forma de llegar a aquellos clientes que ya han mostrado con anterioridad interés en tu marca. Invierte para que estos potenciales clientes vuelvan a tu web y te mantengan en el recuerdo.

  • Programa de forma estratégica los ads.

Cuando trabajes con un presupuesto pequeño, controla los horarios de tus clientes para mostrar tus anuncios. Si los clientes potenciales están entre las 9 y las 7, quizá debas de desactivarlos tus anuncios después de esas horas, o simplemente disminuir el ritmo aumentar el espacio en que se muestran.

  • Considera un presupuesto compartido

Un presupuesto compartido puedes repartirlo a través de diversas campañas CPC. Así tendrás más oportunidades de que alguna de ellas tenga éxito, lo que en el cómputo global optimizará los resultados.

  • Añade palabras negativas a la campaña CPC

El uso de palabras clave negativas es una práctica común para controlar el presupuesto después de poner en marcha una campaña CPC. Si conoces bien el sector, entonces puedes hacerlo desde el principio.

  • Limita la orientación geográfica

Dirige tu campaña al público de las localizaciones en las que operas. Limita la campaña a tu país, y excluye todas aquellas ubicaciones geográficas en las que no estés. De esta forma podrás ahorrarte algo más de dinero.

  • Crea campañas Call-Only de ‘solo llamadas’

Estos anuncios solo aparecen en dispositivos móviles, cuya Call To Action o llamada a la acción es recibir una llamada. Si tu empresa es del sector servicios, quizá te interese añadirlo.

Así que con un poco de creatividad y aplicando las herramientas que proporciona AdWords puedes conseguir éxito incluso con un presupuesto limitado.