¿Os suena el cross-channel Marketing? En su definición más estricta podemos definir el marketing multicanal, como el método de integración que permite la flexibilidad necesaria para adaptarse al cambio y al nuevo perfil de consumidor, cada vez más hiperconectado. Ante esta situación, las empresas debemos ponernos las pilas creando nuevas estrategias de marketing y adaptar nuestro negocio a todos los medios existentes, desde el email, el móvil, pasando por la web, hasta las redes sociales.

La mayoría de empresas nos hacemos las mismas preguntas ¿Qué estrategia es la adecuada para mi? ¿Debo centrarme en SEO, SEM y en anuncios de display? ¿Tengo que aumentar mi presencia en Redes Sociales? O Quizá ¿Debo lanzar una newsletter? La respuesta es contundente: todo lo anterior.

Debemos partir de una idea muy clara: pensemos que el usuario actual vive conectado a varios soportes y que cada día está más informado. Le encanta interactuar con todos los canales que tiene abiertos, y cada uno de ellos tiene algo diferente que ofrecer. Factor con el que nosotros debemos jugar a la hora de plantearnos una determinada estrategia.

Lo primero que tenemos que hacer para conseguir nuestro objetivo es una estrategia global, aprovechando las distintas vías y debiendo asegurarnos del tipo de negocio y nuestros valores.

Una forma útil de pensar en una buena estrategia cross-channel marketing es conociendo el target de tus usuarios mediante varias vías a través de un funnel o embudo de participación:

  • El SEO es la clave para conducir nuestro tráfico. Promocionar nuestra marca a través de publicidad display y la búsqueda de pago también son canales importantes.
  • Aporta algún valor añadido a través de una buena estrategia de contenidos.
  • Activa la función Retargeting en tus usuarios una vez hayan salido del sitio para asegurarte que nos se olvidan de ti y de lo que vendes.
  • Activa tus perfiles en redes sociales para humanizar tu negocio, a través de imágenes ingeniosas, atractivas y posts que capten su atención.
  • ¿Te suena que el Social Media ha desbancado al e-mail marketing? No es cierto. Las redes sociales son muy buenas para compartir contenido pero los usuarios no quieren sentirse continuamente atropellados por la venta directa por aquí. Bajo este escenario aparece el email como canal directo y más idóneo para la autopromoción.

Pero además de la publicidad, debemos tener en cuenta el engagement y como nuestro público objetivo interactúa con nosotros:

  • ¿Tienes tu blog totalmente programado y al día? ¿Actualizas con frecuencia tus perfiles en redes sociales? ¿Sabes qué y cuántos usuarios visitan con más frecuencia tu web? ¿O cuántas conversiones se han llevado a cabo a través de las compras online? Estos son algunos de los factores clave que debes tener en cuenta para conocer de lleno y alcanzar tu público.
  • Si tu web es responsive o el rendimiento de la misma en tablets, también es fundamental.

Y una última advertencia, no hay nada más brillante que una única estrategia que abarque todos los canales teniendo muy en cuenta la misión de tu negocio, confiando en un equipo cualificado que pueda hacerte alcanzar el éxito en tu estrategia.