Conocer las plataformas sociales de las que disponemos, crear y gestionar un blog corporativo o personalizar las acciones son algunos de los pasos que tendremos que tener en cuenta.

Debemos conocer a fondo las diversas plataformas existentes. Ofreciendo contenidos originales y de calidad nos podremos convertir en referentes del mercado.

Al igual que ocurre con otras técnicas de marketing, publicidad o comunicación, el Social Media está condicionado por quién es nuestro público, sobre todo en el caso en que nuestros clientes son otras empresas en lugar del consumidor final.

Sin embargo, no por ello debemos decir no a este tipo de estrategias, sino que tendremos que tener en cuenta nuestras condiciones para optimizarlas. Ahora bien, a la hora de crear una estrategia de Social Media para una empresa B2B, tendremos que tener en cuenta algunas consideraciones:

1.º Conocer las posibles plataformas

Antes de comenzar a planificar nuestras estrategias, debemos conocer a fondo las diversas posibilidades que tenemos. Como ejemplo podemos encontrar las redes sociales de negocios, como es el caso de Linkedin (popular en América, Reino Unido, España y gran parte de Europa) o Xing (popular en pocos países europeos como Alemania y en Asia). En ellas están presentes una gran cantidad de empresas con las que podremos conectar.

Por ello debemos crear una página de empresa y pedir a nuestros empleados que se conecten con ella. De esta manera ofreceremos una imagen de comunidad a la vez que aumentaremos nuestra visibilidad. Una vez dados estos pasos, llega la hora de compartir contenidos e interactuar con otros negocios.

Por otra parte, no podemos olvidarnos de las redes sociales generalistas, ya que nuestro público objetivo también está en ellas a través de sus páginas de empresas, y de los perfiles de empleados y administradores. De hecho, Facebook, Twitter o Google Plus suelen ser buenos aliados de las empresas B2B (sobre todo estos dos últimos).

2.º Crear un blog corporativo

Crear un blog corporativo es una de las mejores acciones que podemos hacer. Si ofrecemos contenidos originales, de calidad y que aporten un valor añadido a los visitantes, nos podremos convertir en referentes expertos en el área en la que trabajamos. De manera que nuestro público objetivo acudirá a nuestro sitio web de forma periódica para conocer las novedades y últimas tendencias del sector. A la vez, nos recomendarán a sus colegas cada vez que deseen obtener la opinión de un experto.

3.º Aumentar la difusión y el tráfico web

A través de las distintas redes sociales tendremos que difundir diferentes contenidos y a horarios distintos. Por ejemplo, en Facebook, los mejores horarios para compartir son las mañanas y las tardes, y los posts pueden tener un mayor tamaño, mientras que en Twitter lo son las tardes y las noches. En las redes sociales de carácter profesional (Linkedin y Xing), los picos suelen darse en el comienzo de la jornada (8 a.m.) o en horarios de relax de los profesionales (al mediodía o al finalizar el horario laboral).

Para concluir, decir que las mismas redes sociales y estrategias que se utilizan para las empresas B2C sirven para las B2B. Ahora bien, lo que marcará la diferencia serán los contenidos compartidos, los horarios de difusión de los mismos y el lenguaje utilizado.