La atención al cliente y el diálogo son dos pilares indispensables en las redes sociales en las pymes, si queremos tener éxito, tendremos que ser diferentes y aportar valor.

El 55 % de las pymes españolas ya utilizaban redes sociales en 2013 (datos del Observatorio sobre Uso de las Redes Sociales). Sin embargo, cantidad no significa calidad y muchas son las preguntas que siguen rondando por las cabezas de los pequeños empresarios sobre su uso, así como sobre los resultados que ofrecen.

Los beneficios de definir estrategias Social Media no son fácilmente asimilables a cada una de las acciones, ni siquiera solemos observarlos a corto plazo. Y esto conlleva, en ocasiones, que los pequeños empresarios nos preguntemos acerca de su necesidad. No obstante, nada más lejos de la realidad, pues las redes sociales aportan grandes ventajas a nuestras marcas, sea cual sea su tamaño, solo hay que saber aprovecharlas, y lo ideal es dejarlas en manos de profesionales.

Citamos algunos puntos que deben ser tenidos en cuenta:

1.º Aumentar el diálogo: si conseguimos aumentar la interacción con nuestro público objetivo, este se sentirá más identificado con la marca. Los potenciales clientes verán que los escuchamos, que los valoramos y así construiremos una comunidad en torno a la marca; a la par que humanizaremos la imagen de la empresa.

2.º Reciclaje continuo: el mundo de las redes sociales se mueve a gran velocidad, por lo que tendremos que estar atentos e interpretar cada moda o preferencia, e ir mejorando continuamente si no nos queremos quedar atrás. A nivel online existe una gran base de datos de información de la que podremos echar mano para nuestro reciclaje continuo.

3.º Marketing de contenidos y SEO: los buscadores tienen cada día más en cuenta los contenidos de calidad y especializados para escalar posiciones en los resultados de búsqueda. Por ello, tendremos que llevar a cabo buenas estrategias de contenidos para hacernos más visibles, a la par que realizamos acciones más técnicas de SEO.

4.º Atención al cliente: en este punto es en el que pecan la mayoría de las pymes por falta de tiempo o de especialización. Debemos dar una respuesta rápida y eficaz a todas las eficiencias que surjan en las redes sociales, al igual que se hace en el mundo offline.

5.º Aportar valor y originalidad: si queremos tener éxito en las redes sociales, debemos ser diferentes y aportar cosas nuevas, a la vez que ofrecemos aspectos de valor a nuestro público objetivo. Es decir, debemos darle algo que todavía no haya visto, que nuestra competencia no le haya ofrecido, y que le sirva de ayuda o le sea de interés.