El e-commerce está en continuo desarrollo y crecimiento. Cuando nuestros clientes nos preguntan por aquellos factores que pueden ser relevantes a la hora de posicionar su negocio online, hay varios que tenemos muy claro, y que te harán destacar.

Montar un negocio online, es fácil. La parte complicada está en su continuidad. Más del 90% de las empresas online de 2016 no pasarán de este año.

Este es el motivo por el que se debe mirar un poco más allá y contar con la capacidad de trabajo y la atención que requiere. Que tu negocio sea online, no significa que no tengas que dedicarle tiempo. Al contrario. No te relajes y piensa que deberás echarle horas y dedicación.

1.- Antes de nada, ten claro cuál será tu producto y tu audiencia.

Dentro de un mercado tan competitivo, donde todo se vende y compra, analiza claramente cómo está el mercado existente donde quieres hacerte un hueco. Revisa detalladamente los productos o servicios que se ofrecen en la actualidad, y por dónde puedes atrapar tú a la audiencia.

Tampoco quiere decir que tiene que ser completamente distinto. Muchas veces cómo transmites lo que vendes o cómo funciona tu servicio al cliente es mucho más. Ten en cuenta que tus claves son informar y orientar, por lo que el servicio de mensajería y de e-mails es fundamental.

2.- Intenta ser atractivo y relevante.

Aprovechas las emociones y el storytelling para vender y atrapar más a los usuarios. Cuenta una buena historia, y céntrate en los beneficios que tus clientes obtendrán a la hora de comprar tus productos. ¿serán más felices? ¿perderán peso? entre otros ejemplos.

3.- Valora y cuenta con todos aquellos puntos que sean nexo de unión con tus clientes.

Este seguramente es el punto más determinante que mide el éxito de tu negocio online. Piensa cuál es el ciclo de vida de un usuario y piensa en todos los puntos por los que pasa: búsqueda, recopilación de info, redes sociales, navegación por la web, compras, verificación, servicio de atención al cliente, etc…

Ponte en su lugar y localiza todas sus necesidades. No automatices y humaniza esta parte. A los usuarios no les gusta la atención automatizada o a través de un robot. Quieren una atención personalizada, y cuanto más instantánea mejor. Como el chat, para solucionar todas sus dudas o incidencias. Recaba toda la información que puedas de tus clientes o potenciales clientes y utiliza esta info para mejorar la experiencia de usuario.