Si nuestra página web no es usable, los usuarios abandonarán sus visitas.Existen tres posibilidades diferentes a la hora de adaptar nuestros sitios web.

“El 59 % de los internautas españoles tiene un smartphone y el 77 % de ellos se conecta a diario” según un estudio realizado en 2013 por Go Móvil. A lo que podemos añadir que, según un informe realizado por Google, el 89 % de los usuarios de smartphones busca información local y el 77 % termina en una conversión, por lo general una acción de compra o el contacto con la empresa.

Los números anteriores no hacen más que demostrarnos la necesidad de adaptar nuestras páginas web a las pantallas de los dispositivos móviles. Si nuestra página no es usuable en pantallas más pequeñas, tarda en cargarse o si no les resulta cómoda a los usuarios, estos abandonarán las búsquedas o procesos de compra. Con lo que reduciremos conversiones en ventas y posibilidades de conseguir nuevos clientes (o fidelizar los actuales).

Por eso, en este artículo, queremos exponer algunas claves para adaptar nuestra página web a los móviles, teniendo en cuenta que la adaptación puede darse a través de tres posibilidades:

1. Web exclusiva para móviles

Se trata de crear una web totalmente adaptada a los dispositivos móviles, con imágenes, audios y textos personalizados, así como distintas url y html. Entre las ventajas de optar por esta posibilidad encontramos: está pensada para móviles y, por tanto, personalizada. Su carga suele ser más rápida y podemos adaptar nuestros contenidos a los usuarios “tipo” (leen menos cantidad de texto). Sin embargo, el principal inconveniente es la carga de trabajo, tanto de los contenidos y de gestionar dos web diferentes como para el SEO.

2. Responsive Design

En este caso, hacemos uso del mismo html y de la misma url para las dos webs. Los elementos de la página web se reajustan y se adaptan al tamaño de la pantalla de los dispositivos móviles, simplemente indicándolo desde la hoja de estilo. Entre sus ventajas encontramos que es más rápido y fácil de manejar que la opción anterior, y al usar un solo sitio web, el SEO se simplifica y el trabajo de contenidos se rebaja. Además, es el que prefiere Google y, por lo tanto, al que más premia.

3. Dynamic Serving (misma url pero distinto html)

Este tipo de adaptaciones hacen uso de la misma url, pero de distinto html, por lo que nos sirve para ocultar o mostrar algunos elementos, dependiendo de su validez en los distintos dispositivos. Además, podremos ofrecer mayor personalización y contextualización que en los casos anteriores.

En conclusión, a la hora de adaptar nuestras páginas web a los dispositivos móviles, se nos ofrecen tres opciones diferentes que se adaptan a cada una de nuestras necesidades. Por lo que tendremos que valorar cuál es la mejor opción para nosotros.