Algunos clientes nos preguntan sobre la importancia de instalar un certificado SSL en su página web, y si merece la pena pagar por él. Te lo contamos y tú decides.

¿Qué es un certificado SSL?

Un SSL, de sus siglas ‘Secure Socket Layer’, es un protocolo que sirve para preservar la seguridad del usuario en una web, de tal forma que cuando está navegando, los datos entre el usuario y servidor lo hacen de forma segura y nadie puede tener acceso a ellos.

De ahí lo importante que es tener instalado un certificado de este tipo. Mediante el SSL le estás indicando al visitante que está navegando en un sitio en el que realmente se puede confiar y en el que puede dejar datos personales y confidenciales tales como su nombre, DNI o incluso su número de tarjeta de crédito.

Normalmente, aunque lo más recomendado es tenerlo en sitios de e-commerce o en páginas que tengan datos personales, sin duda es muy importante tenerlo en cualquier página web.

Los hay de varios tipos. Certificados SSL con validación de dominio, que simplemente garantizan que lo que se va a enviar será de forma privada. Los SSL con validación de empresa, más seguros, y los Certificados con validación ampliada.

El SSL, también muy importante para el posicionamiento

Debido a la importancia que ha tomado el posicionamiento de cualquier web, desde hace un tiempo el certificado SSL es determinante si quieres que tu página esté bien posicionada en los resultados de Google.

Si bien, es evidente que el SEO no se hace por sí solo, Google posiciona mejor aquellos dominios que tienen instalado este certificado.

Además, si lo que queremos generar son conversiones, una forma de conseguir más es generar confianza a los usuarios y clientes y que se sientan seguros en el sitio.

¿SSL de pago o gratuito? Existen diferencias

Sin duda, los certificados de pago -por algo suponen un coste- cuentan con una serie de ventajas que seguramente los gratuitos no puedan ofrecer.

Hace un tiempo y por iniciativa de Linux se puso en marcha Let’s Encrypt, una iniciativa que hace posible instalar certificados SSL de forma gratuita.

  1. Garantía y Asistencia Técnica. Cuenta que un SSL gratuito carece de garantía en caso de posibles fallos, ni dispone de formación o asistencia técnica para su instalación.
  2. Duración. El SSL gratuito tiene una duración menor (90 días) y se tiene que volver a solicitar, y el de pago dura hasta mínimo un año.
  3. Certificación. Let’s Scrypt garantiza una certificación mínima o de validación de dominio. Para una seguridad mayor y cualquier validación, lo más recomendado es inclinarse por un SSL de los de siempre, de pago.
  4. Reconocimiento por cualquier navegador. El SSL gratuito aún hay navegadores, tanto en web como en móviles que no le reconocen y el de pago es reconocido por cualquiera.
  5. HTTPS: en el SSL gratuito sólo lo muestra en la dirección, y el SSL de pago lo muestra junto a la barra de dirección en verde y el nombre de la empresa.

Si aún tienes dudas, no dejes de contactar con nuestro equipo especializado en desarrollo web.