Mejora el SEO de nuestras plataformas online. El HTML5 y CSS3 son compatibles con múltiples navegadores.

En primer lugar, cabe decir que el HTML es un lenguaje utilizado para estructurar y presentar el contenido en la web constantemente, a través de los navegadores. Este ha ido evolucionando con el tiempo hasta legar al HTML5 actual, para satisfacer las crecientes demandas, adaptándose al nacimiento de nuevos dispositivos.

Por su parte, el CSS3 (Cascading Style Sheets) es un lenguaje de diseño de páginas web, interpretado por todos los navegadores web gráficos, independientemente del dispositivo o sistema operativo. Permite una división lógica entre la estructura de una página web (que maneja el HTML) y la forma en que la vemos. En definitiva, se trata del idioma utilizado para la aplicación de diseño de páginas web front-end.

Ahora bien, si nos centramos en el HTML5 basado en los estándares y el enfoque CSS3, ¿qué ventajas tiene para nuestras marcas?

– Reducción de la inversión en el desarrollo y el mantenimiento: ya que se puede utilizar un único código en todas las plataformas y dispositivos.

– Ayuda al SEO de nuestra marca: ya que con el HTML5 basado en los estándares y el enfoque CSS3 conseguiremos una web semánticamente exacta, fácilmente legible por los motores de búsqueda y con una estructura lógica del documento, sobre todo si se corrigen los posibles errores.

– Se puede usar sin conexión a Internet: ya que el HTML5 es compatible con el almacenamiento local de código de aplicaciones web y contenidos, a través de la caché de la aplicación sin conexión.

– Compatible con múltiples navegadores: la implementación de HTML5 y CSS3 permite al diseñador crear un sitio compatible con todos los navegadores.

– Geolocalización: una aplicación HTML5 puede utilizar la ubicación del usuario (la soporta), lo que ayuda al desarrollo de servicios basados en la localización o en aplicaciones.

– Mejora la experiencia del usuario: HTML5 dispone de una amplia gama de herramientas, tanto de diseño como de presentación, lo que facilita a los desarrolladores construir mejores sitios y aplicaciones web.

– HTML5 cuenta con soporte de vídeo nativo: lo que nos permite construir directamente en los navegadores y ofrece extensión vídeo a una amplia gama de plataformas. Además, esta inclusión de contenidos audiovisuales directamente en la página web puede proporcionar un impacto positivo sobre SEO.

Vemos, en definitiva, que el HTML5 basado en los estándares y el enfoque CSS3 puede aportar múltiples beneficios para nuestra marca, basados tanto en la experiencia del usuario, como en el SEO de nuestra web o en la inversión de la compañía.