El manejo de datos no es cosa exclusiva de grandes empresas. Las pymes y pequeñas empresas también deben implementar analítica web en su estrategia corporativa.

Las pymes y pequeñas empresas no están tratando los datos de igual manera que las grandes empresas. Esto supone una enorme oportunidad para destacar por encima de la competencia para cualquiera que decida empezar a utilizar los datos de cara a potenciar su negocio.

Existen 4 campos principales en los que la analítica web será útil:

  • Tráfico y conversiones
  • Rendimiento de las redes sociales
  • Comportamiento de los usuarios
  • SEO
  1. Tráfico y conversiones

Saber de dónde viene el tráfico a la web y su relación con las conversiones es uno de los datos esenciales para analizar el rendimiento de una web corporativa. Dependiendo de si se trata de un ecommerce o no, se analizará la parte de las conversiones.

Google Analytics es una herramienta que puede dar una buena solución a ambos aspectos. Estos son sólo algunos de los diferentes parámetros que se pueden controlar desde esta herramienta:

  • Procedencia del tráfico
  • Número de nuevos visitantes
  • Número de sesiones
  • Longitud de las sesiones
  • Porcentaje de rebote
  • Dispositivo utilizado por los usuarios

En definitiva, es una herramienta que puede ofrecer muchos datos de gran valor e importancia para analizar el funcionamiento de la web.

  1. Rendimiento de las redes sociales

En muchas ocasiones, las empresas pequeñas delegan la tarea de las redes sociales a algún componente del equipo que no tiene formación específica en ese campo. Esto es debido a la creencia de que las redes sociales se manejan de igual manera a nivel usuario que para una estrategia empresarial.

La realidad es diferente, puesto que las redes sociales pueden dar muy buenos resultados para la empresa, siempre que se gestionen de manera profesional.

  1. Comportamiento de los usuarios

Este punto es diferente para webs con o sin ecommerce. Los ecommerce necesitan saber en qué punto del proceso de compra un usuario ha decidido abandonar la web y no finalizar la compra. Muchas veces esto puede darse porque la web no esté optimizada y la experiencia de usuario negativa provoque que se pierdan clientes y ventas. Si se dispone de estos datos se podrá optimizar la web y generar una experiencia de usuario a medida de los usuarios.

En las web sin ecommerce, los aspectos más interesantes del comportamiento de los usuarios será su navegación por los distintos servicios y el camino que siguen aquellos que llegan al formulario de contacto.

  1. SEO

El SEO es un aspecto fundamental de cualquier tipo de página web. Su grado de optimización determinará en gran parte la visibilidad de la web. Siempre que se sube contenido a la web se debe tener el SEO presente.

El posicionamiento orgánico debe ser el primer objetivo que se marque una web, sea en un nuevo lanzamiento o una web ya creada y con un recorrido. Se trata de un proceso a largo plazo y que no ofrece resultados al instante, en este sentido es crucial confiar en un equipo profesional que no ofrezca resultados a corto tiempo e irreales.