Parece que este año le ha costado llegar, pero el verano ya está aquí. Tras varios meses de planificación la temporada de compras de verano ha llegado. Aunque las campañas empezaron hace tiempo, seguro que ahora están más activas que nunca porque cuando el calor aprieta, la compra online sin duda se dispara.

Ahora es cuando comienza el gran desafío de la conversión con el objetivo de aumentar nuestros resultados. El marketing, el producto y la optimización para alcanzar el mayor número de conversiones es nuestro reto. Debemos conseguir aumentar los resultados de nuestras analíticas, la inmersión, así como mejorar y optimizar el social media y el email marketing. Tenemos que ajustar todas las variables en el embudo de compra o famoso “purchase funnel” para mejorar nuestras ventas y conversiones.

El feedback con tus clientes dependerá del rendimiento de tu campaña. Debes tener en cuenta que las tiendas y sites de comercio electrónico basan gran parte de sus esfuerzos en entender de dónde proceden los usuarios, qué compran, que no les gusta y en qué etapa del funnel se quedan. Si tienes tu estrategia bien diseñada, seguramente no te cree ningún problema detectar cuales son las posibles razones por las que los usuarios se caen en un determinado momento del proceso de compra.

A continuación te vamos a contar 3 formas muy rápidas y útiles sobre como aumentar tus conversiones en las campañas de verano online:

1.- Intenta optimizar tus páginas de destino y aumentar el rendimiento de aquellas páginas que tienen menor rendimiento. Puede que tus potenciales clientes se decepcionen con el contenido de una determinada página de destino o no hayan entendido o aprecien el mensaje que les estabas intentando dar. Intenta utilizar métodos o estrategias en las que cambiar las características de tu página sea sencillo para mejorar tu rendimiento.

2.- Como aumentar rápidamente tus conversiones en tu campaña de verano. A veces los clientes caen en el proceso de compra por varias razones. El sistema de pago no les gusta o presenta problemas, el envío (tarda muchos días, es muy caro, etc…). También puede ser porque añaden sus artículos deseados al carrito de compra, pero prefieren dejar su análisis para posteriormente con detenimiento. Una vez tengamos claro en qué estadio se quedaron, podremos dar impulso o incentivar aquellos puntos débiles de nuestra web.

Una respuesta rápida o un chat en tiempo real también puede ayudar a desenmascarar posibles abandonos. Y por supuesto, no debemos olvidar potenciar las ventajas que debemos ofrecer, como descuentos, cupones para próximas compras y mensajes personalizados a cada cliente, junto al envío de newsletters.

3.- Mejora tu medio de pago o el llamado CTR (Porcentaje de clics). Hay varias razones por las que los clientes no hacen clic en un anuncio. En ocasiones no presenta un diseño correcto o que pueda atraer, o incluso falta una llamada a la acción. Primero de todo detecta donde se ha podido producir el posible atasco. Prueba y lanza preguntas solicitando su feedback sobre qué es lo que más les gusta del proceso de compra.