Debemos personalizar los mensajes y adaptarlos a cada consumidor. Evitar atosigar a los Leads y enviarles contenidos que les interesen.

En la actualidad, los usuarios reciben millones de informaciones cada mes, ofertas y promociones de una marca, artículos sobre productos, entre otros. ¿Cómo podemos hacer para conseguir sobresalir de nuestra competencia y captar la atención de los consumidores? El Remarketing pude ser una buena solución.

Y es que, gracias a la revolución de la tecnología, de la aparición de los CRM y de otras novedades, ahora los vendedores podemos conectar mejor con los consumidores; dirigirnos únicamente a los usuarios que ya nos conocen y están preparados para escucharnos, además de personalizar sus mensajes.

A través de un software insertado en nuestras páginas web o en las plataformas sociales, y con la información recibida a través de las cookies, podremos conocer quién ha visitado nuestros sitios web, cuánto tiempo ha estado y qué productos específicos ha visto.

Así, podremos ponernos en contacto con estos usuarios que ya nos conocen y ser menos agresivos con ellos. Ahora bien, debemos ser cuidadosos si queremos aprovechar al máximo nuestras estrategias. A continuación, os dejamos algunos consejos:

1º Dirígete únicamente a los usuarios interesados: es decir, debemos filtrar las visitas dependiendo de la duración de las mismas, del número de páginas visitadas, etc., ya que un internauta que haya entrado por casualidad en nuestra web o la haya abandonado en pocos segundos no tiene por qué considerarse Lead.

2º Personaliza los mensajes: ya que conocemos quiénes nos han visitado y por qué se han interesado, ¿por qué no enviarles el contenido apropiado? Eso sí, adaptando los mensajes a sus preferencias.

3º Aprovecha para recuperar una compra: cuando un usuario ha estado viendo durante un tiempo un producto y no ha terminado por convertirlo en venta, algún factor ha tenido que fallar, sea información, el color, la talla, el precio… Por eso, debemos dirigirnos a él ofreciéndole nuevas posibilidades, una promoción especial, etc.

4º No ser pesados: por último, debemos evitar por todos los medios atosigar a los consumidores, ya que, aunque hayan visitado nuestros sitios web, se hayan interesado por nuestros productos y podamos considerarlos Leads, eso no quiere decir que estén dispuestos a recibir mensajes cada día.

Así, tendremos que limitar los contactos creados a través del Remarketing y enviar mensajes única y exclusivamente cuando tengamos algo nuevo que decir.

En definitiva, hablamos de 4 factores que debemos tener en cuenta si lo que queremos es aprovechar al máximo nuestras acciones de Remarketing.