Debemos pensar de la misma manera que lo haría uno de nuestros clientes a la hora de describir nuestros productos o servicios. Si deseamos sacar el mayor partido a nuestras inversiones, las keywords deben ser específicas.

En la actualidad, el posicionamiento orgánico (o SEO) está alcanzando cuotas de protagonismo inimaginables. El hecho de aparecer en las primeras posiciones de resultados de los buscadores puede cambiar radicalmente los mismos. Además, debemos ser conscientes de la gran importancia que adquieren las palabras clave en estas estrategias.

Las palabras clave o keywords se convierten en un factor clave dentro del SEO o SEM, incluso podríamos llegar a concluir que el uso de una lista adecuada de las mismas será un factor que determine el éxito o el fracaso de una campaña de posicionamiento online.

Por eso, en este artículo vamos a hablar acerca de algunos aspectos que nos servirán como guía a la hora de seleccionar nuestras listas de palabras clave:

1.º Ponernos en la piel de nuestros clientes:

Así, una acción que nos servirá de gran ayuda puede ser anotar las categorías de nuestro negocio y las frases o términos que pueden hacer referencia al mismo. En este punto es en el que debemos pensar de la misma manera que lo haría uno de nuestros clientes a la hora de describir nuestros productos o servicios.

2.º Tener en cuenta los objetivos

Existen dos estrategias diferentes según cuál o cuáles sean nuestros objetivos para cada una de las acciones que llevemos a cabo. Así, si queremos alcanzar grandes cuotas de audiencia, debemos hacer uso de palabras clave más generales. Aunque esto pueda dificultar el hecho de llegar a nuestros clientes potenciales, ya que nuestros anuncios o posts aparecerán en las búsquedas que no tienen que ver con nuestros negocios.

Si por el contrario deseamos sacar el mayor partido a nuestras inversiones, las keywords deben ser más específicas y estar directamente relacionadas con el tema que estamos tratando. En este caso, solo apareceremos en búsquedas de nuestro ámbito o área, y apuntaremos directamente a nuestro público objetivo, aunque la audiencia sea menor en cantidad.

3.º Grupos de palabras clave

Si agrupamos las palabras clave, en grupos basados en productos o servicios y otras categorías, nos ayudará a organizarnos mejor, además de facilitar la promoción hacia los clientes potenciales.

4.º Listas de palabras clave

Podemos crear listas de palabras clave con las cantidades que veamos necesarias para cada acción, pero lo cierto es que, en SEO, 3 o 4 keywords para cada página son un buen número. Para SEM, podemos seleccionar hasta 20 términos para cada grupo de anuncios. En ambos casos, con menos palabras clave de las especificadas podemos quedarnos cortos y con más tenderemos a generalizar demasiado.

Por otra parte, en el caso de que usemos Google Adwords para crear una campaña, podemos utilizar el Planificador de palabras clave para obtener ideas (esta herramienta también sirve para SEO). El planificador también nos permite seleccionar palabras clave negativas y agrupar términos en grupos, en base a las concordancias.

Debemos tener especial cuidado a la hora de seleccionar nuestra lista de palabras clave, ya que estos serán los términos a través de los que apareceremos en los resultados de los buscadores. Por ello tenemos que conocer a nuestros clientes potenciales y tratar de pensar como ellos a la hora de seleccionarlas.