Hace tiempo que el alcance orgánico ha dejado de ser lo suficientemente efectivo en redes sociales. Si bien para algunas cuentas de éxito funciona, ahora debemos mirar otras alternativas para nuestra estrategia de marca.

Ya en 2016 descendió en Facebook alrededor del 50%, circunstancia que se traduce en que la mitad de fans ven nuestros contenidos, una cifra lo suficientemente relevante y alta como para plantearnos qué hacer y como sustituir esta caída.

  1. Preparar contenido exclusivo para cada plataforma o red social.

Distribuir la estrategia con contenido único y tratar que los usuarios se queden en cada plataforma de marca que visitan. Esto es mucho más sencillo y fácil de conseguir en redes como Instagram.

En cambio, Twitter es más para compartir los artículos del blog, los debates y dudas online, y Facebook para Instant Articles y vídeo.

  1. Hablar de otros.

No hay que centrarse en nosotros mismos y hablar exclusivamente de nuestra marca. Las redes sociales como su propio nombre indica son sociales, y compartir el contenido de otros y de otras personas puede dar buenos resultados en nuestra estrategia.

En este caso, se requiere analizar la audiencia detalladamente y comprobar qué gustos y preferencias tienen nuestros usuarios. Realmente importa más el contenido en sí, que su procedencia.

El contenido de calidad es un valor añadido. Procuraremos que sea variado, fluido y organizado, de tal forma que no parezca reiterativo.

  1. Ponerse al día sobre los algoritmos y actualizaciones en redes sociales

Las redes sociales son muy cambiantes, y cambian sus algoritmos constantemente. Es necesario analizar el comportamiento y las preferencias de cada uno de las actualizaciones. Por ejemplo, Facebook lleva un tiempo dando preferencia de nuevo a las actualizaciones de familiares y amigos. Circunstancia que se debe tener en cuenta para aprovechar y saber utilizar los recursos.

Twitter continuamente está actualizando y poniéndonos al día sobre las tendencias y hashtags destacados. Y en Instagram se debe contar con la relación que se tiene con los usuarios y las horas de lanzamiento de publicaciones.

  1. Lo inevitable: preparar y destinar un presupuesto 

Las redes sociales y distintas plataformas empezaron como algo altruista pero finalmente nos obligan a pasar por caja. Preparar anuncios, posts patrocinados y publicaciones promocionadas funciona, ayuda a llevar un control más exhaustivo de nuestras analíticas, nos permite controlar resultados, y obtener conversiones.